Zone F1 - Automovilismo, Fórmula 1, Karting - Coches

Noticias:

viernes, 2 de junio de 2017

Un SEAT León en el desierto del Sahara.

Terrenos pedregosos, dunas, polvo y una climatología adversa. El SEAT León X-Perience Titan Desert ha recorrido centenares de kilómetros por una de las zonas geográficas más exigentes del planeta: el desierto del Sáhara, en Marruecos y Argelia.

- Una duna de 22.000 metros: El recorrido, que ha iniciado en la zona de Errachida, en Marruecos, hasta Maadid, en Argelia, ha transitado por terrenos pedregosos, arena y por la duna de Erg Chebbi. Con 22 kilómetros de longitud, cinco de ancho y con crestas que superan los 150 metros, ésta es una de las dunas más conocidas del desierto del Sáhara.
- Ante el reto de la oscilación térmica: Con temperaturas que oscilan entre los dígitos negativos por la noche y los 50 grados de día, la sensación térmica dentro de un coche podría llegar a alcanzar los 60 grados. Uno de los retos de la circulación por el desierto es lograr que la oscilación térmica exterior no afecte al interior del habitáculo y al conductor.
- Partículas de polvo inferiores a una micra: El Siroco, viento del sudeste propio de esta zona, puede arrastrar partículas de polvo inferiores a una micra, una millonésima parte de un metro. Antes de que un modelo salga a la venta, los prototipos de SEAT son sometidos a diferentes exámenes para asegurar la estanqueidad de la cabina frente al agua y al polvo. El objetivo es asegurar que, en condiciones reales de circulación como la que el León ha realizado por el desierto, ni una micra de polvo entre en el habitáculo.
- Fenómenos meteorológicos extremos: Las tormentas de arena son un fenómeno meteorológico típico de las zonas desérticas. Aunque se desplazan con rapidez, llegando a alcanzar los 75 km/h, cuando se conduce por el desierto no es recomendable intentar cruzarlas. Frente a este fenómeno, lo mejor es estacionar, poner el frontal del vehículo a favor del viento y esperar hasta que la climatología sea más favorable.
- Escalar una montaña de arena: A diferencia de la conducción por carretera, una de la claves para circular sobre arena es bajar ligeramente la presión de los neumáticos para que tengan una superficie mayor de apoyo. Asimismo, para cruzar una duna al volante, se tiene que encarar perpendicularmente y con cierta velocidad. Para asegurar el control del vehículo, la bajada nunca se debe hacer en punto muerto.
- Una edición especial: El X-Perience ha sido el coche oficial de la Titan Desert by Garmin, 
considerada una de las pruebas deportivas más duras del planeta y, para la ocasión, SEAT ha lanzado la edición especial León X-Perience Titan Desert. Con tracción 4Drive y asistentes de útlima generación, el León ha sido el encargado de abrir cada etapa de la prueba y ha formado parte de la flota logística que la organización ha desplegado en el desierto.