Noticias:

sábado, 24 de junio de 2017

Vettel: "El coche ha sido rápido en carrera así que vamos a ver qué pasa mañana".

Los pilotos de la Scuderia Ferrari sólo pudieron lograr esta tarde liderar la segunda fila de la parrilla de salida para el Gran Premio de Azerbaiyán, después de no haber alcanzado el rendimiento que esperaban con sus respectivos monoplazas a una vuelta.
Sobre todo lo acontecido en la pista hablaron Kimi Räikkönen y Sebastian Vettel nada más llegar al box del equipo italiano.
Kimi Räikkönen: "Todo el fin de semana ha sido intentar que los neumáticos funcionen bien y hoy nos ha costado un poco más que ayer. Si puedes conseguir que funcionen al 100% a una vuelta puedes ir mucho más rápido, pero no fue así hoy. Cuando pudimos cambiar los neumáticos el coche se sintió bien, pero esta sensación variaba constantemente de vuelta a vuelta y de conjunto a conjunto. No me sentía cómodo al entrar en la primera curva y no podía tirar tan fuerte. Era fácil patinar o cometer un pequeño error. Siempre estaban en el margen de trabajar y de no trabajar, pero en la última vuelta se sentían un poco mejor. El tercer lugar no es obviamente un desastre, lo tomo felizmente. Creo que hicimos lo mejor que pudimos hoy. En la carrera, con más vueltas, los neumáticos deberían empezar a funcionar mejor. Estoy seguro de que vamos a estar mucho más cerca de nuestros competidores".
Por su parte Sebastian aseguró que los problemas que tuvo en su monoplaza no pueden servir para excusarse. 
"El resultado está bien, pero obviamente no estoy completamente contento y esta calificación no ayudó. No tengo excusas, podría haberlo hecho mejor. Creo que tuve el ritmo al final pero no conseguí hacerlo todo bien. No fuimos lo suficientemente rápidos, pero mañana creo que todavía tenemos una buena oportunidad. Tuve que parar al final del pitlane cuando la bandera roja salió y mis neumáticos se enfriaron. El coche ha sido rápido en carrera, así que vamos a ver qué pasa mañana, de todos modos, podría ser una historia diferente".