Zone F1 - Automovilismo, Fórmula 1, Karting - Coches

Noticias:

lunes, 19 de junio de 2017

WEC - El equipo Toyota seguirá trabajando duro para vencer en Le Mans.

Toyota GAZOO Racing no logró su objetivo de ganar las 24 Horas de Le Mans, a pesar de comenzar muy bien tanto los entrenamientos como la clasificación y las primeras horas de carrera. Problemas mecánicos impidieron a dos de los tres TS050 HYBRID cruzar la línea de meta, con el tercero de ellos, el TS050 HYBRID nº 8, finalizando noveno después de sufrir también una avería y perder numerosas vueltas.
Toyota tiene en mente ya las 24 Horas de Le Mans de 2018, trabajando desde hoy mismo en regresar al Circuito de la Sarthe con las máximas opciones de victoria de nuevo, por supuesto sin descuidar la batalla por el título de pilotos y de constructores del Campeonato del Mundo de Resistencia —World Endurance Championship (WEC)— de la FIA 2017 después de haber ganado las dos primeras pruebas, las 6 Horas de Silverstone y las 6 Horas de Spa-Francorchamps. Toyota se recompondrá y volverá a la acción con más determinación que nunca.
Había muchas esperanzas en una primera victoria de Toyota en Le Mans después de que el TS050 HYBRID nº 7 de Mike Conway, Kamui Kobayashi y Stéphane Sarrazin, que había registrado la pole position con un tiempo récord marcado por el piloto japonés, aguantara en cabeza durante las 10 primeras horas de la mítica carrera de Le Mans, pero hacia las 1.15 horas de la madrugada del sábado al domingo se tuvo que retirar a raíz de un problema con el embrague.
El TS050 HYBRID nº 8 de Sébastien Buemi, Anthony Davidson y Kazuki Nakajima también disputó por la cabeza de carrera durante casi ocho horas, hasta que un problema con el motor eléctrico delantero le costara cerca de dos horas en boxes. Se reincorporó y pudo finalizar la prueba, en novena posición, marcando el mejor tiempo por vuelta hacia el final de la carrera.
Un accidente dejó fuera de juego al TS050 HYBRID nº 9 de Nicolas Lapierre, Yuji Kunimoto y José María ‘Pechito’ López apenas unos minutos después del problema del TS050 HYBRID nº 7, al recibir el impacto por detrás de un vehículo LMP2, lo que provocó un pinchazo y dañó el sistema hidráulico. Tras el incidente, el vehículo no podía cambiar de marcha, y acabó abandonando a unos centenares de metros de boxes, a las 1.35 horas de la madrugada.
La carrera, tercera cita del WEC 2017, fue ganada por el Porsche nº 2, seguido de los vehículos LMP2 ORECA nº 38 y nº 13, después de que el Porsche nº 1 tuviera que retirarse por un problema técnico, cuando llevaba 11 vueltas de ventaja.
El resultado de Toyota GAZOO Racing no cumplió con las expectativas creadas tanto por el buen inicio de temporada, con las dos victorias en las dos primeras citas del WEC 2017, como por la vuelta más rápida de la historia del Circuito de la Sarthe, después de que el jueves Kobayashi batiera el récord de velocidad media 32 años después. Todo hacía presagiar una primera victoria de Toyota en Le Mans tras 19 participaciones, desde su debut en 1985.
Finalmente no pudo ser. Además, y debido a la doble puntuación de la carrera de Le Mans, Porsche es ahora líder del Campeonato del Mundo de Constructores del WEC con 36,5 puntos de ventaja. En el Campeonato del Mundo de Pilotos del WEC, el trío de pilotos del TS050 HYBRID nº 8 ha perdido el primer puesto a manos del Porsche nº 2, que tiene ahora 21 puntos de margen.
Toyota GAZOO Racing volverá a la acción con más determinación que nunca cuando se reanude el WEC con las Seis Horas de Nürburgring el próximo 16 de julio.