Noticias:

viernes, 14 de julio de 2017

Audi será el primer fabricante alemán en la Fórmula E.

Audi será el primer fabricante de automóviles alemán en competir de forma oficial en la Fórmula E. La marca de los cuatro aros ocupará en la parrilla de salida de la competición de monoplazas eléctricos el puesto del ABT Sportsline. El equipo con sede en Allgäu ha participado con éxito en la Fórmula E desde el inicio de esta competición, y en el futuro se encargará de poner en pista los monoplazas de la marca de los cuatro aros. El Audi Sport ABT Schaeffler debutará en la cuarta temporada de la Fórmula E en la carrera que se disputará en Hong Kong a principios de diciembre.
Audi ha dado su nombre al equipo desde la temporada inaugural de la Fórmula E en 2014, proporcionando uno de sus pilotos de fábrica hasta la fecha, el brasileño Lucas di Grassi. Además, el equipo con sede en Allgäu ha podido utilizar la infraestructura del Competence Center Motorsport de Audi en Neuburg. Para la temporada 2016/2017, Audi intensificó la asociación con apoyo técnico y financiero. Ahora, al tomar el puesto del equipo ABT Sportsline en la parrilla de salida, se da el paso final hacia un compromiso oficial de fábrica que se materializa en el equipo Audi Sport ABT Schaeffler.
“Hemos estado apoyando cada vez con más intensidad nuestro compromiso con la Fórmula E en los últimos meses, en los días de competición y también con el desarrollo del nuevo grupo propulsor y en numerosas actividades fuera de pista”, explica Peter Mertens, Director de Desarrollo Técnico de AUDI AG. “Que Audi se convierta en el primer fabricante alemán de automóviles en participar activamente y de forma oficial en esta competición a partir de la próxima temporada es una clara muestra de nuestro compromiso con la movilidad eléctrica tanto en los circuitos a partir de diciembre, como en carretera el próximo año con el nuevo Audi e-tron”.
La cuarta temporada de la Fórmula E arrancará en Hong Kong el próximo día 2 de diciembre, para trasladarse posteriormente a Sudamérica y América del Norte, África y a las metrópolis europeas de Roma y París, entre otros emplazamientos. “La Fórmula E ofrece una competición automovilística en el corazón de ciudades fascinantes, lo que supone un increíble escenario para presentar la movilidad eléctrica y el deporte del automóvil en sus formas más emotivas”, explica el Director de Audi Motorsport Dieter Gass. “Actualmente estamos asistiendo a una temporada muy emocionante, con carreras muy disputadas en búsqueda del título. Estoy muy contento de que ahora todo esté en el buen camino de cara a un futuro también lleno de éxitos”.
En las 29 carreras disputadas hasta la fecha, el equipo ABT Schaeffler Audi Sport, con sus pilotos Daniel Abt y Lucas di Grassi, ha conseguido 23 podios, incluyendo cinco victorias, y es el subcampeón actual del campeonato. “Estamos orgullosos de que, como uno de los miembros fundadores, hayamos añadido un nuevo capítulo en los libros de historial del automovilismo”, comenta el propietario del equipo, Hans-Jürgen Abt. “En pocos años, la Fórmula E ha sufrido un desarrollo tan fuerte que un equipo ya no puede ser competitivo sin el respaldo de un fabricante de automóviles. Por eso estamos encantados de entregarle las riendas a Audi, un socio con el que hemos colaborado de forma exitosa dentro y fuera de los circuitos durante muchas décadas. No tengo dudas de que continuaremos esta historia de éxito también en la Fórmula E”.
Junto con Schaeffler, el socio tecnológico oficial, Audi está desarrollando actualmente el nuevo sistema de propulsión que entrará en acción la próxima temporada. “Ya hemos completado con éxito la pruebas de los nuevos componentes en España y en Neuburg, y nuestro proyecto cumple los plazos previstos”, asegura Dieter Gass. Por el momento, la libertad otorgada en la Fórmula E a todos los fabricantes se limita al motor, la transmisión, los respectivos componentes para la suspensión y el software. Esto hace que todos los detalles cobren una importancia vital durante el desarrollo”.
Los próximos días 15 y 16 de julio, la Fórmula E tendrá su parada en Nueva York (EE.UU.), con los rascacielos de Manhattan en el horizonte, antes de que las dos últimas rondas de la tercera temporada tengan lugar en Montreal (Canadá) dos semanas después. Tras ocho de las doce carreras, Lucas di Grassi y ABT Schaeffler Audi Sport ocupan el segundo lugar de la clasificación de pilotos y equipos, respectivamente.