Noticias:

viernes, 21 de julio de 2017

DTM - Mike Rockenfeller decidido a conseguir su tercera victoria en Moscú.


Audi se encuentra actualmente en la cima de las tres clasificaciones del DTM. En la cita en el Moscú Raceway este fin de semana, la marca de los cuatro aros tiene como objetivo primario aumentar su ventaja. De las seis últimas carreras disputadas en el circuito cercano a la capital rusa, Audi, BMW y Mercedes han ganado en dos ocasiones cada una.
Mattias Ekström viaja a Rusia como líder de la clasificación de pilotos del DTM, algo que no sucedía desde el verano de 2015. Después de haber ganado el Campeonato Mundial de Rallycross de la FIA el año pasado, el piloto de Audi continúa con buenas posibilidades de lograr su tercer título DTM esta temporada.
“Los mejores están todavía en un puño y aún no hay favoritos claros”, comenta el campeón del DTM en 2004 y 2007. “A partir de ahora, el círculo de candidatos para el título se irá haciendo más pequeño con cada carrera y espero estar dentro hasta el final”.
El trazado del Moscú Raceway, ubicado a unos 100 kilómetros al oeste de la capital rusa, se adapta al piloto sueco del Audi Sport Team Abt Sportsline. Las seis carreras del DTM celebradas aquí hasta la fecha han tenido a Ekström en el podio en tres ocasiones y sólo una vez no consiguió puntuar. En 2015 sufrió una espectacular colisión con el piloto de BMW Timo Glock en la carrera del sábado. Su equipo reparó el coche durante la noche y la recompensa entonces fue el tercer lugar en la carrera del domingo y el liderato de la clasificación para Ekström.
Tras el serio accidente de Mike Rockenfeller en Norisring, el Audi Sport Team Phoenix ha tenido mucho trabajo durante las dos últimas semanas. Debido a que su Audi RS 5 DTM, que sufrió una colisión con el coche del piloto de Mercedes Gary Paffett, se vio sometido a fuerzas de hasta 35 g sufriendo grandes daños en el impacto, el equipo tuvo que reconstruir totalmente el vehículo partiendo de un chasis nuevo. El pasado martes 11 de julio, el holandés Nyck de Vries (22) realizó el rodaje antes de proceder a la fase final de comprobación y mediciones, para posteriormente emprender un viaje por carretera de 2.400 kilómetros hasta Rusia en camión.
Rockenfeller sufrió una fractura de un metatarso en su pie izquierdo en el accidente, pero ya está en fase de recuperación. Si, contrariamente a las expectativas, no pudiera competir este fin de semana, el joven de Vries será el piloto reserva listo para tomar su puesto en Moscú. “Me gusta el circuito y quiero competir a toda costa; en caso contrario, las opciones de campeonato se habrán terminado para mí”, declara Rocky, que ha estado cuidando su pie acudiendo regularmente a fisioterapia, y que tiene un vendaje especial para llevar con su calzado de competición realizado a medida por un ortopédico. Rockenfeller añade: “Con este vendaje debería estar bien. No sólo quiero competir en Moscú, también quiero ganar allí por tercera vez”.
En 2013 y 2015, Rockenfeller consiguió las únicas victorias en el Moscú Raceway para Audi hasta la fecha. “Eso hace que sea incluso aún más importante contar con Rocky”, afirma el Director de Audi Motorsport Dieter Gass. “El año pasado, la ronda de Moscú no fue un buen fin de semana para nosotros. Queremos cambiar eso. Los neumáticos van a jugar un papel aún más importante del que tuvieron en Lausitzring y Norisring recientemente. En 2013, Mike ganó en Moscú compitiendo con los neumáticos option que se utilizaban entonces. Estamos bien preparados en ese sentido”.
La novena cita de la temporada del DTM dará comienzo el sábado, 22 de julio, a las 15:40 hora local. La que será la primera carrera de la segunda mitad de la temporada se disputará el domingo, 23 de julio, a las 14:45 h.