Noticias:

lunes, 10 de julio de 2017

Fran Cima triunfa el la 4ª Cita del Trofeo Clio R3T disputada en Ferrol.

Un mes después de haber competido sobre los abrasivos tramos del Rally de Ourense, los pilotos del Trofeo Clio R3T Iberia viajaron de nuevo hasta tierras gallegas para abordar la cuarta cita del certamen, programada en Ferrol. Una prueba ya conocida por todos ellos, estructurada esta vez a lo largo de una sola jornada, que estuvo marcada inicialmente por las adversas condiciones meteorológicas, en forma de lluvia y niebla, con las que se celebraron los primeros tramos.
Los locales Javier e Iván Bouza salieron muy motivados, dispuestos a brindar la victoria a los aficionados de su tierra. Sin embargo, una salida de carretera en el primer tramo, desbarató prematuramente sus opciones de triunfar en los tramos de casa.
Por su parte, Fran Cima y Diego Sanjuán afrontaron la segunda cita gallega de la temporada con el propósito de enmendar el abandono de Ourense y recuperar el liderato del Trofeo Clio R3T Iberia. Objetivo hacia el que se encaminaron desde la primera especial de la prueba ferrolana, en dura pugna con José Javier Pérez y Alberto Espino. Ambos equipos rodaron muy parejos sobre el húmedo asfalto de las primeras especiales, protagonizando durante los kilómetros iniciales una de las luchas más ajustadas de todo el rallye.
Una vez cubierta la primera mitad del recorrido, el joven alicantino, que venía de estrenar en la cita anterior su casillero como piloto de la monomarca de Renault, se destacó al frente de la general por 39,7 segundos de ventaja sobre Fran Cima, que no había rodado hasta ese momento con el compuesto de neumático más adecuado. Pero, en el bucle de la tarde, conforme el asfalto se comenzó a secar, el piloto asturiano protagonizó un decidido ataque con el que concatenó los mejores tiempos en las últimas especiales, y desbancó del primer puesto a su rival.
De ese modo, el piloto ovetense y su navegante, Diego Sanjuán, se anotaron una nueva victoria (la tercera de la temporada en su cuenta particular) que les vuelve a situar como líderes del Trofeo Clio R3T Iberia 2017, antes de las dos últimas citas del certamen: Princesa de Asturias y Madrid.
"Después de lo que nos pasó en Ourense, era muy importante volver otra vez a colocarme líder del Trofeo y volver a coger confianza. Haber conseguido ganar esta carrera ha sido muy importante. Ya estamos otra vez al frente de la clasificación, y ahora tenemos que pensar en rematar la faena. Eso es lo que tenemos en mente. Para ello, disponemos de dos carreras en las que una nueva victoria nos valdría para conseguir matemáticamente el campeonato. Espero que lo podamos dejar listo en el siguiente rally. Estoy muy contento también por nuestro esfuerzo y el de los patrocinadores, por todo el trabajo que hicieron los mecánicos estos días para que volviéramos a tener el coche listo después del accidente", manifestó Fran Cima después de recoger su trofeo como vencedor.
José Javier Pérez y Alberto Espino ratificaron la progresión al volante del Renault Clio R3T que habían demostrado ya en Ourense, adjudicándose el segundo puesto al término de su primera actuación sobre mojado con el vehículo del rombo.
Mientras tanto, los portugueses Aloísio Monteiro y Sancho Eiro volvieron a aplicar la táctica de la regularidad para sellar un nuevo podio, que les permite encarar la recta final de la temporada como segundos clasificados provisionales de la monomarca ibérica organizada por Renault España.
Prometedor estreno del Renault Clio N5
Repuesto ya físicamente del accidente en bicicleta que le impidió participar en el Rallye de Ourense, el pentacampeón de España, Miguel Fuster, uno de los pilotos con mejor palmarés de nuestro país, pudo estrenar sobre las carreteras ferrolanas el Renault Clio N5, puesto en liza con vistas a la segunda mitad del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto.
Un prototipo inédito en competición, desarrollado y construido por el equipo RMC Motorsport bajo una estética muy llamativa, que, en su primera actuación, dejó ya muestras de su potencial y fiabilidad.
Aunque la prueba resultó, principalmente, un test para que Fuster fuese amoldándose a su nuevo vehículo y avanzara en la puesta a punto, la robustez del Clio y la rápida adaptación que demostró a unos tramos tan desafiantes como los de este rallye, permitió al piloto alicantino completar el rutómetro sin incidentes mecánicos, en séptima posición final, y marcar algunos cronos interesantes, que invitan al optimismo de cara a las próximas citas asturianas.