Noticias:

domingo, 2 de julio de 2017

Le Mans deja el Campeonato Europeo de Karting lleno de incógnitas.

El fin de semana del Campeonato Europeo de Karting en Le Mans no fue tan decisivo como se esperaba y la incertidumbre continuara hasta las últimas carreras que se disputen en Escandinavia. La cita francesa la ganaron pilotos que ahora pueden luchar seriamente por los títulos en las últimas carreras que se van a celebrar en Finlandia y en Suecia.
El noruego Dennis Hauger (CRG - Parilla - LeCont) fue el mejor piloto después de celebrarse la calificación de OK, aunque encontró en Lorenzo Travisanutto (Zanardi - Parilla) un gran rival que le puso en serios a puros.
Travisanutto, en la carrera final, logró poner tierra de por medio desde la salida y establecer un ritmo demasiado rápido para el resto del grupo. Hauger trato de seguir su estela durante mucho tiempo, pero hacia el final de la carrera le superado el marroquí Sami Taoufik (FA Kart - Vortex), que finalmente cruzó la línea de meta en segunda posición. Pero el británico Finlay Kenneally (Tony Kart - Vortex) no se iba a quedar atrás y también se unió a la batalla y atacó Hauger, pero en el fragor de la batalla una maniobra irregular del noruego obligó a los comisarios a dar al inglés la tercera plaza en la clasificación final.
La victoria en Le Mans permite a Travisanutto ganar posiciones en la clasificación del campeonato, justo en la carrera donde el líder de la categoría, el español David Vidales (Tony Kart - Vortex), no logró entrar en la final.
El piloto italiano Paolo Ippolito (Lenzo - LKE - Bridgestone) se proclamo vencedor en la categoría KZ2 en el trazado galo y ahora está entre los mejores pilotos en la clasificación. Ippolito, que estaba en la primera posición después de la calificación, fue en la final el rival más duro para su compatriota, Matteo Viganò (Tony Kart - Vortex).
Viganò alcanzó la posición de cabeza desde que se puso el semáforo en verde, con Ippolito en segundo lugar tras adelantar al lituano Rokas Baciuska (Sodi - TM) y dejar a Alessandro Pelizzari (CKR - TM) en la cuarta posición.
Las últimas vueltas hasta ver la bandera a cuadros fueron muy emocionantes, con Viganò apartado de la carrera por un fallo en el motor de su kart cuando faltaba un vuelta para terminar la prueba. Esa circunstancia dio la victoria, in extremis, a Ippolito que logró una merecido triunfo por delante de Baciuska y Pelizzari.
También en la clase OK Junior el fin de semana terminó con un piloto ganando la carrera contra todo pronóstico, siendo el agraciado el alemán O'neill Muth (Zanardi - Parilla - Vega) después de una acalorada batalla entre cuatro pilotos.
Muth tuvo que esforzarse mucho para ganarle la partida a su compañero de equipo, el francés Hadrien David, que además fue el mejor en la fase de calificación, y para aguantar la intensidad que ponían el inglés Jonny Edgar (Exprit - TM) y el español Genís Cívico (FA Kart - Parilla) por detrás.
Durante la final, estos cuatro pilotos lograron ganar la cabeza de la carrera, pero fue Muth quien, finalmente, logró cruzar la línea de meta en la primera posición. La lucha por las posiciones restantes del podio vio a David llegar en segunda posición por delante de Edgar y Cívico.
En la Karting Academy Trophy el belga Xavier Handsaeme ganó la segunda cita del campeonato tras realizar una excelente salida que le colocó en cabeza desde el principio hasta el final.
Por detrás de él la lucha por las restantes posiciones del podio no terminaron en manos del piloto español Ayrton Fontecha y del inglés Alexander Simmonds, que perdieron la segunda y tercera posición por sendas sanciones.
De esa manera subieron al podio el francés Sami Meguetounif, el mejor en las rondas de clasificación, y el danés Oliver Skov Skjellerup (ambos del equipo Exprit - Vortex).