Noticias:

martes, 18 de julio de 2017

Sébastien Loeb abandona el Silk Way Rally por un accidente.

Sébastien Loeb se ha visto forzado al abandono al término de la novena etapa del Silk Way Rally cuando iba en cabeza de la clasificación general. Este fin prematuro es consecuencia de un accidente con su Peugeot DKR Maxi hoy.
Sébastien Loeb y su copiloto Daniel Elena se estrellaron en una grieta en el kilómetro 82 de la etapa de hoy, mientras evolucionaban a través de las lindes de un río. Frenando bruscamente a velocidades muy altas, el Peugeot DKR Maxi ha acabado muy dañado. Tras efectuar reparaciones improvisadas a pie de pista (1h 30min de parada obligatoria), el equipo pudo retomar de nuevo la carrera, pero volvió a pararse, dos veces, hasta que ha tenido que ser remolcado por el camión de asistencia Peugeot en carrera. Después del CP2, el dúo ha tenido que desviar el itinerario de carrera para volver al campamento base a través de un camino asfaltado.
En Hami, los ingenieros de Peugeot Sport analizaron al Peugeot DKR Maxi y han determinado que el vehículo podía haber sido reparado por la noche. Pero Sébastien Loeb sufre un esguince severo en la muñeca de la mano izquierda, debido al accidente. No se halla en situación de pilotar, ya que el dolor es demasiado importante para poder sujetar con fuerza el volante.
La decisión de renunciar ha sido tomada según varias opiniones médicas. Sébastien Loeb va a empezar en lo sucesivo un período de convalecencia antes de volver a los entrenamientos para la próxima temporada, en particular para el rallycross con Team Peugeot Hansen.
Han dicho...
Sébastien Loeb, piloto del Team Peugeot Total.
"Había un hoyo que no vi. Nos metimos dentro y rompimos toda la parte delantera del bastidor y la célula del coche. Hubo que pararnos repetidas veces para repararlo, necesitamos la ayuda de nuestro camión de asistencia. Llegados al CP2, no podíamos continuar más porque la noche caía. Fue un día muy largo, muy difícil. Tengo un dolor muy fuerte en el dedo y en la muñeca, no puedo maniobrar con el volante, y no me siento muy bien. No voy a poder continuar la carrera en estas condiciones. Sé que el Team Peugeot Total tiene la posibilidad de reparar el coche, pero debo reservarme y cuidarme con vistas a próximos eventos. Una vez más, tuve sensaciones muy buenas a bordo de Peugeot DKR Maxi. Es un vehículo competitivo y perfecto. Estoy convencido que es el coche que necesitamos para participar en el Dakar el año próximo”.