Noticias:

martes, 3 de octubre de 2017

Bentley y Andy Soucek se proclaman campeones por equipos de las Endurance Series.

Grandes emociones en el circuito de Montmeló en Barcelona para Andy Soucek y sus compañeros Soulet y Abril en el Bentley Nº 8. De una parte, han podido celebrar el título por equipos de las Endurance Series para su escudería Bentley Team M-Sport, que pone un broche de oro a una gran temporada en este prestigioso campeonato de resistencia. Sin embargo, les queda la espina clavada de ver esfumarse la posibilidad de ganar también el título de pilotos, en cuya clasificación final ocupan un muy meritorio segundo lugar.

La clasificación tuvo lugar en la mañana del domingo, y no fue todo lo plácida que los Bentley Boys hubieran deseado. En unas condiciones complicadas, con el circuito secándose tras varios chaparrones, se tuvieron que jugar todo a una carta en los últimos instantes de la Q3. El tráfico dificultó sobremanera la tarea a Soucek y no pudo marcar una vuelta limpia, lo que les relegó al puesto 28º en la parrilla. Tocaba por tanto remontada para poder optar al campeonato por pilotos.
Fue el monegasco Abril el encargado de encabezar la deseada remontada, y realizó una memorable actuación. Ya en las primeras vueltas adelantó hasta colocarse en la posición 17, y el Lamborghini Nº 63, su máximo rival en el campeonato, caía hasta la novena posición, con lo que las opciones al título estaban aún vivas.
Una vez más, la decisión táctica de M-Sport de adelantar unos minutos la entrada obligatoria fue providencial para Soucek, quien se vio cerca del Top 10 una vez finalizada la primera ronda de paradas. En tan sólo unas vueltas alcanzó a un largo tren de coches que encabezaba el quinto clasificado a muy poca distancia. Con su máximo rival por entonces ya en posición de podio, Soucek sabía que había que atacar y pronto para tratar de llegar hasta esa quinta posición, aunque las características del trazado barcelonés no favorezcan precisamente los adelantamientos. Dejó patente toda su maestría en una decena de impresionantes vueltas en las que llegó a ponerse noveno, pero de repente resultó golpeado por detrás, sufriendo su fiel Continental GT3 un daño irreparable en la caja de cambios que obligó a un desolado Soucek a entrar en boxes a falta de 1 hora y 20 minutos de carrera, para certificar el abandono.
En esos momentos tan difíciles, el madrileño recibió las felicitaciones y los ánimos de todos sus fans, amigos, sponsors, compañeros de equipo y de su familia, y gracias a ellos pronto pudo recomponerse del mazazo recibido y reflexionar sobre una temporada cuyo resultado global es, salvando este inesperado final de sus aspiraciones al título de pilotos, más que destacable.
Soucek comenta el fin de semana de Barcelona:
"No ha sido el final de temporada que esperábamos pero me queda la tranquilidad de que lo hemos intentado todo hasta el final. Ha sido un año muy bueno, en el que hemos logrado una victoria y un segundo puesto en las 6hr de Paul Ricard y las 24hr de Spa. Estoy muy orgulloso de la temporada que hemos realizado y ganar el título por equipos es una bonita recompensa al trabajo de todos los integrantes de Bentley Team M-Sport. En 2016 terminamos en tercera posición del campeonato, este año en segunda, así que ya sabemos lo que tenemos que hacer el año que viene. Quiero agradecer el increíble apoyo de los aficionados, mi familia, mis amigos y mis sponsors, que han hecho que pudiera disfrutar de su cariño en un fin de semana complicado para mí."