Noticias:

viernes, 27 de octubre de 2017

El Alpine A110 Cup se presenta como un vehículo de alta competición.

Alpine, que fue Campeón del Mundo de Rallyes en 1973 y salió victorioso en las 24 Horas de Le Mans 1978, ha sido también Campeón del Mundo LMP2 en FIA WEC la temporada pasada y ha conquistado el corazón de los amantes de la modalidad gracias a sus resultados deportivos. Además, la Marca ha despertado muchas vocaciones entre los pilotos amateurs, deseosos de disfrutar al volante de unos coches atractivos, ligeros y ágiles. Con esta perspectiva y cumpliendo con esta tradición, Alpine ha creado el A110 Cup, que saldrá a la pista en 2018.
Para garantizar el éxito de esta nueva aventura, Alpine ha confiado el estudio, el desarrollo, la producción y la comercialización del A110 Cup a Signatech. La estructura de Philippe Sinault, que inscribe a los Alpine A470 en el Campeonato Mundial de Resistencia FIA WEC, posee asimismo una sólida experiencia en el desarrollo de productos de competición-cliente.
En asociación con los ingenieros que diseñaron el coche de serie, Signatech ha diseñado la versión de competición con un objetivo principal: proporcionar el máximo placer a los pilotos, tanto si son principiantes como experimentados.
Con un chasis bien concebido, un motor de 270 CV para 1050 kg de peso (3,9 kg/CV), un nivel de seguridad al máximo nivel y una electrónica a bordo digna de un prototipo de Resistencia, el Alpine A110 Cup promete eficacia y rendimiento.
El Alpine A110 Cup, que se comercializará al precio de 100.000 € impuestos no incluidos, evolucionará en el marco de una competición que aúna rigor, profesionalidad y calor humano. Organizada por Signatech y con seis mangas en 2018, la Alpine Europa Cup recorrerá seis de los más grandes circuitos europeos. Esta serie internacional FIA recordará la Europa Cup que se organizó entre 1985 y 1988 con los Alpine GTA V6 Turbo.
Los pilotos que deseen participar en la Alpine Europa Cup tendrán que manifestarse pronto, ya que la producción estará limitada a poco más de veinte ejemplares para la primera temporada.
Bernard Ollivier, director general adjunto de Alpine: "La creación del Alpine A110 Cup y su competición asociada, la Alpine Europa Cup, constituyen una nueva demostración de muestra pasión por el automovilismo. Hemos querido que el A110 Cup sea un auténtico coche de carreras, especialmente refinado y dotado de prestaciones de gama alta orientadas al rendimiento. Los competidores de la Alpine Europa Cup tendrán así el placer de pilotar un bonito coche cuya eficacia establecerá nuevas referencias. Asimismo, la organización de la competición cumplirá con los estándares fijados por Alpine: rigor y profesionalidad en la pista, y un buen ambiente y calor humano en el paddock. La Alpine Europa Cup servirá además de plataforma para animar nuestra comunidad de apasionados a través de Europa".
Philippe Sinault, director general de Signatech: "Es un gran orgullo para Signatech el haber sido elegidos para un proyecto tan complejo como este. De la dirección de estudios al taller de ensamblado pasando por el equipo encargado de organizar la Alpine Europa Cup, hemos movilizado todos nuestros conocimientos para cumplir con el pliego de condiciones elaborado por Alpine. El A110 Cup es un coche que no hace concesiones en materia de prestaciones, con un objetivo clave: proporcionar mucho placer a los pilotos. Esto se traduce de múltiples formas: en calidad percibida, búsqueda de eficacia y de ergonomía… Antes de ver a un pelotón de una veintena de A110 Cup lanzarse al Circuito Paul Ricard, nos queda aún mucho trabajo con el desarrollo y después con la construcción de los coches. El desafío es apasionante, tanto para Signatech como para Alpine".