Noticias:

domingo, 8 de octubre de 2017

Josep Lluís Marcó (Porsche) se proclama vencedor de la Porsche Classic Series.

Dicen que la perseverancia lleva a conseguir a uno todo lo que se propone. Y así lo demuestran las Porsche Classic Series de esta temporada: José Luis Marcó (Porsche 911) se ha proclamado Campeón en coches, un triunfo que le confirma como un especialista top de regularidad en circuitos para vehículos clásicos al haber alzado cinco cetros de nueve posibles desde que existe el campeonato de RallyClassics: 2009, 2010, 2014, 2016 y ahora en 2017. Por su parte, Eduardo Conde, el participante que desde hace años toma parte en las especialidades de dos y cuatro ruedas en cada cita, en éste ha ganado el oro motociclista al manillar de su BMW R90S Daytona, un gran reconocimiento a una gran labor. Y en Fórmulas, categoría debutante, ha estrenado el palmarés el binomio formado por Antonio Serrano-Jordi Motger con su divertido y bonito Westfield SE.
La proclamación de vencedores es producto de la suma de actuaciones del año y, cabe remarcar que muchos llevaban los deberes muy hechos al llegar a la final del Circuit de Barcelona-Catalunya y otros, en cambio, han dado la campanada.
En el caso de los coches, un apartado que este año ha visto en su mayor parte el dominio de Marcó, muy interpelado por grandes pilotos como Jordi Martínez-Francesc Palau (VW Golf GTI) o Jaume Campreciós (Porsche 968), o el propio Conde, que con su BMW 3.0 CSi ya presentaba sus cartas en la primera carrera ganándola en cuatro ruedas, empezaba de forma poco habitual. En los ensayos, el máximo aspirante a vencer, Marcó, rompía una rótula de una rueda delantera de su victorioso Porsche 911, y salía a competir con otra unidad aunque los tiempos de referencia para él ya no eran los mismos y se le complicaban las dos mangas previstas, sumando en el cómputo final la 7ª plaza. Ello ponía en bandeja la victoria a Jordi Martínez-Francesc Palau, con posición de plata para Campreciós y en el tercer eslabón Jordi Renú y Dani Mesalles, al manillar de un BMW 325i. En el apartado Junior-30 se imponía Alejandro Ortiz, también con BMW, pero un 318i.
Marcó, no obstante, se convertía en nuevo Campeón de la Porsche Classic Series 2017 con dos puntos sobre Martínez y Palau, y 10 de ventaja sobre Campreciós, y además completaba una mano de victorias que le daba el rol de Pentacampeón en este campeonato de regularidad. Cabe destacar, que Campeciós fue subcampeón en la pasada edición, y Martínez-Palau ocuparon la posición de cobre; todos ellos son grandes especialistas del campeonato, a pesar de que este año el reglamento mandara establecer hándicaps a los mejores de cada prueba que han dificultado la tarea de los pilotos e igualado el certamen que no se ha resuelto en ninguna modalidad hasta la última cita.
Fórmulas, la novedad 2017
Compitiendo en idénticas mangas de carrera que los coches, se estrenaban esta temporada los fórmulas, que ha visto una evolución a lo largo de las cinco citas de la campaña, siendo también muy competidas. En el Circuit, el Garbí de David Tarín-Josep Manel López era el mejor, pero el trono final lo ocupaban Antonio Serrano-Jordi Motger (Westfield SE) –segundos en Catalunya- por la mínima, a un sólo punto de Jean Caszalot (Lola T598), uno de los protagonistas de la especialidad junto a Joan Pedragosa-Josep Beltri (Lotus Seven).
Eduardo Conde, genio y figura en todo, pero Campeón en motocicletas
Finalmente, el premio en forma de título le ha llegado a Eduardo Conde Muntadas, el que ya se imponía en coches en la primera prueba de Calafat, dada la dualidad de participación de este incansable piloto, que en cuatro ruedas forma equipo con su hijo.
Conde ganaba la suma de las dos mangas de la carrera del Circuit de Barcelona-Catalunya por delante de otros dos habituales en la pista como son Joan Mussull (Ducati 900) y Miquel Colomeda (Suzuki GSX-R). Tras una actuación muy mermada del antiguo vencedor de las 24 Horas de Montjuïc, Alejandro Tejedo –cuyo hijo con mismo nombre y moto (Ducati F-1 750) también toma parte en el campeonato era 8º en esta final-, que llegaba líder con sólo medio punto de ventaja, Conde se hacía con el oro en la especialidad, completando el podio final unos regulares Miquel Colomeda (Suzuki GSX-R) y Josep Llort (Suzuki GSX-R 750), con curiosamente Tejedo Zabaco y Tejedo Escuin cerrando el top ten. Una emocionante campaña motera que al final ha premiado perseverancia y constancia.