Noticias:

miércoles, 18 de octubre de 2017

Kris Meeke pilotará un Citroën Xsara en el Rally Legend.

Apasionado por el automovilismo, el público italiano dedica un verdadero culto a los hombres y las máquinas que han construido la historia del Campeonato del Mundo de Rallyes. Es en este contexto donde nació el Rallylegend, un evento que reúne cada año a unos excepcionales protagonistas. Este año nuevamente, se esperan más de 140 vehículos en la República de San Marino.
La edición de 2017 es un homenaje a Colin McRae. Campeón del mundo en 1995 y piloto oficial de un Citroën Xsara WRC en 2003, el escocés dejó un rastro imborrable en la historia de los deportes de motor. Su particular estilo de conducción, que le valió el apodo de "McCrash", y la saga de los videojuegos con su nombre, hicieron de Colin una leyenda. Desafortunadamente, murió tras un trágico accidente de helicóptero cerca de su casa, el 15 de septiembre de 2007.
Además de haber dejado la memoria de un hombre entrañable y generoso con los empleados de Citroen Racing, Colin McRae ha jugado un papel importante en la carrera de Kris Meeke. "Cuando era pequeño, fui uno de sus seguidores incondicionales", recuerda el reciente ganador del Rally de España. "Cuando tenía 16 años, ahorré un dinero para ir a verlo al Rally de Cataluña. Luego comencé a trabajar en la oficina de diseño de M-Sport. Pero quería ser piloto, y pude alcanzar mi sueño al ganar una acción en búsqueda de jóvenes pilotos. Mi primera temporada no fue perfecta, pero Colin se había fijado en mí y me "apadrinó". Me ayudó a progresar y luego a pasar al FIA Junior WRC. Incluso hoy, es sin duda la persona a la que más debo en mi carrera."
En el Rallylegend, Kris Meeke rendirá homenaje a su antiguo mentor conduciendo su Citroën Xsara WRC. Para ello, estará junto a su "ouvreur" Derek Brannigan: "Más allá del aspecto emocional, siempre es un placer conducir este coche. Data de 2003, pero aún ahora es increíblemente homogéneo y eficiente. Mi objetivo será sobre todo complacer a la gente que vaya a recordar a Colin."
El domingo, al final del rally, Kris participará en la "Colin's Parade", que reunirá a muchos ex Campeones del Mundo. Sébastien Loeb también estará presente al volante de un Citroën C4 WRC.