Noticias:

lunes, 30 de octubre de 2017

Kris Meeke termina en séptima posición el Rally de Gales.

En la penúltima prueba del Mundial de Rallys 2017, el Citroën Total Abu Dhabi WRT disputó las difíciles especiales galesas. Aparte de la séptima posición conseguida por Kris Meeke, el equipo puede estar confiado tras el buen nivel de prestaciones mostrado por el C3 WRC durante el fin de semana.
RESUMEN DE LA CARRERA
El jueves por la tarde, una gran cantidad de gente se dio cita en el hipódromo de Tir Prince para presenciar el comienzo de la prueba. Pero no fue hasta el viernes que los seguidores tuvieron la oportunidad de ver los World Rally Cars en acción en las pistas forestales de Gales. Por primera vez la primera etapa se disputó bajo un cielo azul.
Kris Meeke no perdió el tiempo y marcó el segundo mejor crono en la ES2 por detrás de Elfyn Evans, que parecía encontrarse en plena forma. Hacia el mediodía, el C3 WRC número 9 era tercero de la general. Después de un buen comienzo del rally, Craig Breen sufrió un pinchazo en la ES4 en el que perdió más de un minuto, situándose así fuera del top 10.
Después de un cambio de ruedas en el pequeño pueblo de Newtown, la primera etapa concluyó después de una segunda pasada por los tramos. Con el barro removido por las pasadas de los coches, la novena posición de salida de Kris Meeke en los tramos, fue un importante handicap por la tarde. En su regreso a la asistencia al final del día, era sexto a 18 segundos de la segunda posición.
Tras volver a recuperar el ritmo, sobre todo cuando marcó el cuarto mejor tiempo en la ES5, Craig Breen no llegó a la meta. Hizo un trompo y la parte delantera se quedó enterrada en una zanja llena de agua. A pesar de no haber sufridos daños en el vehículo y tras ser ayudado por algunos espectadores, no pudo regresar a la pista y tuvo que retirarse. Pero pudo reincorporarse a la prueba al día siguiente bajo la categoría de Rally2.
La segunda jornada, de una duración de nada menos que diecisiete horas, fue aún más difícil. Para empezar, los vehículos disputaron siete especiales de una distancia total de 110 km sin asistencia. En esta ocasión las condiciones fueron las típicas del Rally de Gales GB, con viento helado, algo de lluvia y niebla.
Al igual que los días anteriores, Kris Meeke se situó en posiciones de luchar por el podio. Quinto tras la ES8, mantuvo este ritmo hasta la ES11. El piloto británico trazó mal una chicane, caló el coche y perdió unos diez segundos.
A pesar de lo que le gustan estas especiales, Craig Breen fue incapaz de pilotar su C3 WRC al 100%, debido a un problema con el freno de mano. Tuvo que esperar hasta después de la asistencia, programada para el final de la tarde, para poder utilizar esa herramienta tan vital cuando se quieren abordar las curvas y las horquillas. La etapa del sábado finalizó con dos especiales disputadas por la noche. Una vez más, la niebla puso las cosas más complicadas para los pilotos. Los Citroën C3 WRC pudieron regresar a la asistencia sanos y salvos sin problemas de importancia.
Con solo cinco cortas especiales, la tercera y última etapa fue como un sprint final. Esperando a ver si se presentaba alguna oportunidad, a algo más de veinte segundos del coche de delante, Kris Meeke decidió tomarse el comienzo de la etapa con paciencia. Poco a poco fue cogiendo ritmo y luego apretó fuerte en la Power Stage. Tras marcar el segundo mejor tiempo, redondeó así de forma positiva un fin de semana en el que el piloto del Citroën C3 WRC se divirtió pilotando en estas complicadas condiciones.
Craig Breen también finalizó el rally de forma positiva, situándose en tres ocasiones entre los seis primeros por la mañana, y ascendió de la posición 36ª hasta la 15ª. El tercer coche del Citroën Total Abu Dhabi WRT en este rally, pilotado por Khalid Al Qassimi, también finalizó la prueba. En su regreso a este tipo de superficies, el piloto de los Emiratos Árabes se clasificó 22º.