Noticias:

miércoles, 11 de octubre de 2017

Los equipos con neumáticos Dunlop preparados para el final de temporada.

Después de 54 horas de carreras en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC), las 18 horas finales de la temporada serán disputadas en el lejano Oriente Medio antes de que la competición llegue a su fin a finales de 2017. Fuji, Shanghai y Bahréin acogerán las últimos tres carreras de seis horas que se celebrarán entre los meses de octubre y noviembre.
En LMP2, los equipos tendrán las opciones de medio y medio-plus para las tres carreras restantes. Aunque se trata de una clase abierta en lo que a competencia de neumáticos se refiere, todos los equipos han elegido competir con neumáticos Dunlop, intentando asegurarse así un nuevo título. Pero, ¿quién será el vencedor? Tres equipos están por delante del resto: Jackie Chan DC Racing número 38, el Vaillante Rebellion número 31 y Signatech Alpine Matmut número 36, pero otros cuatro todavía tienen oportunidad de ganar el campeonato.
Después de ganar en Le Mans y en México, los equipos de Aston Martin en GTE Pro buscarán aumentar su récord de victorias. El Aston Martin Vantage lidera, actualmente, la clasificación de la clase GTE Am con Dempsey-Proton Porsche 911, también equipado con Dunlop, en segundo lugar, a sólo cuatro puntos de diferencia. Su principal rival está a sólo dos puntos de distancia por lo que Fuji será una carrera decisiva en la batalla por el título. La elección de los neumáticos en la clase GTE variará según los tres compuestos disponibles, dependiendo del fabricante y de la pista. Este es el primer año en el que las restricciones de neumáticos de la clase GTE Pro, que requieren un doble relevo, combinadas con las condiciones extremas de las tres pistas finales, harán que los reglajes sean clave.