Noticias:

lunes, 20 de noviembre de 2017

WEC - Los pilotos de Porsche segundos en el campeonato de vehículos GT.

En la carrera de seis horas disputada en el Circuito Internacional de Bahréin, Richard Lietz (Austria) y Frédéric Makowiecki (Francia) lograron la segunda plaza final en el Campeonato del Mundo de Resistencia para Vehículos GT.
Con el Porsche 911 RSR de 510 caballos, terminaron cuartos de la categoría GTE-Pro en esta última prueba celebrada en el desierto. Para Michael Christensen (Dinamarca) y Kévin Estre (Francia), que estaban bien situados para el triunfo después de haber rodado algunas fases como líderes, todas sus esperanzas se esfumaron cuando se vieron implicados en una colisión causada por otro competidor.
En el circuito de Gran Premio, con 5,407 kilómetros de longitud y situado cerca de Manama, la capital del reinado del Golfo Pérsico, los dos 911 RSR hicieron una salida prudente en la última carrera del año. Sólo cuando los ingenieros volvieron a enviar al vehículo número 91 a la pista, con Kévin Estre al volante y una nueva estrategia de neumáticos después del primer pit stop, el 911 RSR mostró el rendimiento deseado. El francés adelantó a dos Ferrari en una espectacular maniobra y fue ganando posiciones poco a poco. Tras dos horas ya se había colocado líder. Su compañero Michael Christensen regresó a la carrera en la tercera plaza, luego subió a la segunda y ya tenía en el punto de mira al coche de cabeza. Sin embargo, a mitad de la prueba, un Toyota LMP1 superó al 911 RSR en un ángulo sin visibilidad, lo que hizo que el Porsche tuviera que retirarse. Todas las expectativas de que el nuevo GT de Weissach lograra su primera victoria en el Campeonato del Mundo se esfumaron.
Como espectadores desde la línea de boxes, Michael Christensen y Kévin Estre tuvieron que ver cómo se disputaba sin ellos la pelea por el triunfo. Sin embargo, sus compañeros de equipo Richard Lietz y Frédéric Makowiecki les relevaban en la lucha. Tras un comienzo flojo en el que ambos estuvieron a ratos en la parte de atrás del pelotón de los GTE-Pro, los aspirantes al título, con el Porsche 911 RSR número 91, empezaron la remontada. A falta de 90 minutos para cruzar la meta, Frédéric Makowiecki se había colocado segundo, por detrás del Ferrari líder. Pero, en la última hora de carrera, no pudo mantener su nivel de rendimiento. A pesar de sus esfuerzos por defender la posición, al final tuvo que dejar pasar al segundo Ferrari y luego a un Ford. Aun así, los dos representantes de Porsche mantienen la segunda plaza final en el Campeonato del Mundo de Pilotos, como recompensa al gran rendimiento de todo el equipo durante esta temporada y, de manera especial, en esta apretada última carrera.
Formando parte del equipo cliente de Porsche, Dempsey Proton Racing, el piloto Júnior de Porsche, Matteo Cairoli (Italia), y sus compañeros Christian Ried y Marvin Dienst (ambos de Alemania) concluyeron el certamen como segundos clasificados en el Trofeo Mundial de Resistencia FIA. En Bahréin acabaron cuartos a los mandos del 911 RSR con especificaciones de 2015, el coche con el que han ganado este año la categoría GTE-Am en las carreras de Nürburgring y Mexico.
Comentarios sobre la carrera
Frank-Steffen Walliser, Vicepresidente de Porsche Motorsport y Vehículos GT:
“Hemos sido batidos sólo por un estrecho margen en la temporada del debut del 911 RSR. Igual que esta última carrera del año, el resto han sido extremadamente competidas en la categoría GTE-Pro. Los espectadores han disfrutado de un certamen realmente espectacular. Desgraciadamente, nuestro coche número 92 fue golpeado frecuentemente por otros participantes. En 2018 regresaremos con el objetivo de ganar el Campeonato del Mundo. Enhorabuena a nuestro equipo cliente Dempsey Proton Racing por lograr la segunda plaza en la clasificación de pilotos del Trofeo Mundial de Resistencia FIA”.
Richard Lietz (911 RSR nº 91): “Hicimos muchas cosas bien en esta primera temporada con el nuevo 911 RSR. Al final, estábamos en disposición de luchar por el Campeonato del Mundo de Pilotos. En la carrera de hoy probamos cosas arriesgadas y aprendimos mucho, aunque un poco tarde. En cualquier caso, me quito el sombrero con el equipo por ser tan valientes. Nos batieron unos rivales muy duros. Ahora tenemos que prepararnos para la temporada 2018/2019, y hacerlo incluso con más intensidad para poder pelear por las victorias y por el título”.
Frédéric Makowiecki (911 RSR nº 91): “Enhorabuena a todo el equipo por esta gran temporada. Nos enfrentamos a una oposición muy dura con un coche completamente nuevo y con grandes expectativas. Y en este primer año hemos logrado varios éxitos destacables y hemos aprendido mucho. Pero este año siempre subrayo que tenemos que continuar peleando”.