Noticias:

lunes, 4 de diciembre de 2017

Cuarta posición para el equipo Baporo Motorsport en las 24 horas de Lleida 2017.

Quim Guillamet - Melcior Caminal - Joan Vinyes (VW Golf - Baporo Motorsport) completaron la 17a edición de las 24 horas sobre tierra del Lleida, en la cuarta plaza final a 14 vueltas del vencedor, el equipo local Jose Vidal - Carles Cánovas (Opel Astra 2.0), que terminaron la prueba con un total 172 vueltas al trazado, de aproximadamente 1 km, preparado por la Escudería Lleida.
Esta temporada la cita que cierra el calendario de pruebas de autocross del calendario catalán, se disputó con ambiente frío, sol y fuerte viento sobre todo el sábado, pero sin la tan temida niebla habitual en la zona y presente en algunas de las ediciones de la carrera.
Este escenario, que agradecieron todos los presentes en el recinto leridano, supuso un trabajo extra para los organizadores. La pista se tuvo que regar en diversas ocasiones ya que con la pista tan seca el polvo salió con facilidad.
Las mangas de entrenamientos, libres y oficiales, tuvieron un desenlace plácido para Vinyes y compañía. En los libres los tres pilotos del equipo tuvieron ocasión de hacer su primera toma de contacto con una pista que visitan una vez al año mientras que en los oficiales, con una posición en la parrilla en juego, tuvieron que esforzarse para estar en las posiciones delanteras.
Con un crono de 1’05”471 quedaron ubicados en la sexta posición, a 1 décima del tercer puesto, lo cual les situaba en la tercera línea de la parrilla de salida. La valoración del equipo fue positiva: Sin duda, estar en las líneas de delante siempre es favorable aunque en una carrera de 4 horas puede pasar de todo. 
La carrera (4h). Tuvo el inicio previsto por el equipo Baporo Motorsport. Con Vinyes al volante del VW Golf recuperó en las primeras vueltas y rodó sin grandes dificultades en la tercera posición. En aquellos momentos ya se pudo prever que, sin problemas mecánicos o errores, el equipo vencedor de la anterior edición (Vidal-Canovas) tenían un ritmo superior al resto de participantes.
Las dificultades para Guillamet - Caminal - Vinyes empezaron en la recta final del primer relevo. A punto de hacer el cambio de piloto Vinyes notó como algo anormal pasaba en el Golf: "Al trazar una de las curvas noté un ruido sospechoso, intenté cambiar de velocidad por si era un problema de cambio pero rápidamente me di cuenta que un palier había dicho basta. Por suerte pude llegar a la asistencia sin ser remolcado".
Una vez reparada la avería volvieron a la pista pero, ocupando la 20a posición en la clasificación provisional. Tocaba recuperar y lo hicieron. A partir de este instante los problemas mecánicos quedaron olvidados. Los tres pilotos se fueron relevando al volante del Golf y fueron mejorando posiciones a base de imponer un ritmo excelente y parar lo justo, repostar y cambios de piloto. 
Quedaron a un paso del podio pero con excelentes sensaciones, la opinión generalizada fue que: "Sin el problema del palier hubiéramos luchado por el podio , pero pensamos que la recuperación después del cambio del palier ha sido muy buena pero, era evidente, que si los delante no fallaban o no tenían algún problema, era difícil poder recuperar los 30’ que perdimos en la reparación. Nos vamos contentos, hemos hecho una carrera de menos a más y esto siempre es positivo". 
Después de la prueba de Lleida, Guillamet - Caminal - Vinyes, se tomarán período de vacaciones, en cuando a competiciones. De todas maneras en pocas semanas se pondrá en marcha un nueva temporada y habrá que estar preparado.