Noticias:

2018-01-17

El equipo SsangYong Motorsport logra finalizar de noche una durísima etapa.

El Dakar 2018 ha llegado por fin a Argentina, donde se ha disputado la décima etapa, entre Salta y Belén. Con 424 de enlace y 373 km de especial, esta jornada ha supuesto la reanudación de la carrera después del obligado parón del lunes.
Óscar Fuertes y Diego Vallejo debieron hacer frente a su día más complicado y, ya bien entrada la noche, finalizaron en 45º lugar. La pareja española acabó la etapa con un tiempo de 18 horas 44 minutos y 5 segundos, 14 horas más que el vencedor, pero pese al enorme esfuerzo requerido no desfalleció en ningún momento con el claro objetivo de terminar el rally más duro del mundo.
Después de este resultado, el equipo SsangYong Motorsport pierde el liderato en la clasificación de Rookies, en la que, a falta de cuatro días para finalizar la carrera, se encuentra a poco más de seis horas del sudafricano Hennie De Klerk. Fuertes es ahora 32º de la clasificación general y sigue como tercer mejor español en coches, mientras que desciende al 5º lugar en la categoría T1.3 (vehículos de gasolina con dos ruedas motrices).
Tras esta durísima jornada, en la que han debido superar complicada dunas, pistas rápidas y zonas donde la navegación ha sido fundamental, Óscar y Diego han tenido poco tiempo para recuperarse antes de afrontar la siguiente especial. 
Además, este miércoles se celebra nada más y nada menos que la conocida como la Súper Fiambalá. Esta undécima etapa del Dakar, entre Belén y Chilecito, tendrá 467 kilómetros de enlace y 280 de especial. El terreno por el que transitarán los vehículos será principalmente arenoso, lo que unido al calor que se espera pondrá nuevamente las cosas muy difíciles a todos los participantes.