Noticias:

2018-02-02

La Mille Miglia contará este año con algunos cambios en su recorrido.

Noventa años después de la primera edición de la Mille Miglia, la carrera de clásicos por excelencia regresa al calendario el próximo miércoles 16 de de mayo, para celebrar su trigésimo sexta concentración de vehículos históricos.
La fecha roja, como de costumbre, se celebrará una semana antes del Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno.
Respetando la tradición nacida en 1927, la ruta comenzará y terminará en Brescia, cruzando la mitad de Italia, antes y después de realizar en su itinerario un punto de inflexión en Roma.
Cada año el recorrido sufre cambios con el fin de regresar a la ruta original de la Mille Miglia y de volver, precisamente, a las localidades en las que estuvo ausente durante algunos años. En 2018, continuando con la misma filosofía, se han realizado algunas variaciones en el itinerario.
Al igual que en el año 2016, la Mille Miglia se llevará a cabo en cuatro etapas durante varios días, pero el cambio más importante en 2018 es que la carrera en lugar de arrancar el jueves comenzará un día antes, el miércoles 16, regresando a Viale Venezia el sábado 19 de mayo por la tarde.
Un poco más tarde, en el escenario de Piazza della Loggia, la ceremonia de la entrega de premios al ganador dará comienzo durante la larga noche que clausura la Mille Miglia.
La primera etapa, a partir de la tarde del miércoles, hará un recorrido por Desenzano y Sirmione, el Parque Sigurtà de Valeggio Sul Mincio y Mantua, Ferrara y Comacchio, terminando finalmente en Cervia - Milano Marittima.
Al día siguiente, el jueves día 17 de mayo, los participantes pondrán rumbo a Pesaro, la República de San Marino y visitando lugares de una extrema belleza como Arezzo, Cortona y Orvieto, finalizando el trayecto en la pasarela nocturna que se coloca habitualmente en la ciudad de Roma y que es muy apreciada por los participantes y el público.
El viernes 18 la ruta desde la capital de Italia se mantendrá casi sin cambios hasta Siena. Aunque después habrá algunas novedades en la edición de 2018, puesto que los pilotos irán hacía Lucca y Versilia. A partir de aquí la Mille Miglia recorrerá finalmente el tramo original de la edición de 1949 entre Sarzana y el Passo della Cisa.
La tercera etapa se completará de nuevo en Parma, localidad que en los últimos años ha recibido la visita de la flecha roja con mucho entusiasmo. Ya el sábado por la mañana la caravana de vehículos históricos pondrá rumbo a Brescia, retornando al punto de partida por Lodi, para continuar después  hacia el norte.
Durante mucho tiempo las tripulaciones de los participantes habían expresado su deseo de realizar algunas pruebas dentro del Autodromo Nazionale di Monza, algo que este año se llevará acabo, siguiendo el recorrido, tras finalizar la visita al santuario de la velocidad, por Bérgamo y la Franciacorta.
Para participar en la Mille Miglia es necesario cumplir una serie de requisitos y rellenar la inscripción disponible en www.1000miglia.it.
En total se admitirán a 440 coches en la carrera y para ser seleccionados los automóviles inscriptos deberán tener al menos uno de estos documentos: Ficha ACI-CSAI (Automobile Sports Commission Italian),  HTP FIA (Pasaporte Técnico Histórico emitido por la Fédération Internationale de l'Automobile) o el ID FIVA (Tarjeta de Identidad de la Fédération Internationale des Véhicules Anciens).
Después un jurado especial, compuesto por expertos de la Mille Miglia Srl y de comisionados técnicos internacionales de la Comisión Técnica de FIVA, escogerán a los participantes. La noticia mala es que la presentación de inscripciones terminó el pasado 4 de enero a las 23:59 (hora italiana), por lo que los interesados en participar tendrán que esperar al próximo año.