Noticias:

2018-03-21

Lamborghini fabrica la unidad número 300 del Huracán de competición.

El 15 de marzo, en la cadena de montaje en Sant'Agata Bolognese, el Huracán de carreras número 300 salía de línea de producciónEsta versión del súper deportivo Huracán de calle participa actualmente en el Super Trofeo Lamborghini y en GT3.
La marca italiana, y más en concreto su división de competición, ha producido desde 2015 una de las cifras más altas de estos vehículos destinados al mundo del automovilismo de competición.
"En 2017, por séptimo año consecutivo, Automobili Lamborghini marcó el récord de modelos de carretera producidos, con 3815 unidades entregadas. Igualmente notable es el número de los coches de carreras que Lamborghini Racing Team ha logrado en tan sólo tres años desde el lanzamiento del Huracán Super Trofeo y del Huracán GT3, una prueba de que la tendencia de crecimiento de nuestra marca es sin duda también positiva con los clientes del mundo de la competición". afirmó Stefano Domenicali, presidente y CEO de Automobili Lamborghini SpA.
En este caso, el número 300 es un Huracán Super Trofeo Evo, el nuevo modelo que desde abril defenderá los honores del fabricante transalpino en Europa, Asia y América del NorteLa nueva versión del Huracán se ensambla en la misma línea de producción que su versión de calle, y contará, hasta finales de 2018, con aproximadamente otras 70 unidades, que se sumarán a las 180 ya existentes del Huracán Super Trofeo que ha sido construidas desde 2015
También esa misma zona de la fábrica se monta la versión GT3 de carreras, de la que hasta la fecha se han construido 70 unidades. El Huracán GT3 ha conquistado, en tan sólo dos temporadas de actividad, 10 títulos internacionales, entre los que se encuentra las 24 Horas de Daytona.
"El hecho de construir coches de carreras con el mismo modelo de producción en serie añade un valor considerable", indicó Maurizio Reggiani, Director Técnico de Automobili Lamborghini SpA. "De esta forma los tiempos de producción se reducen y se garantizan los más altos estándares de control y calidad, que en el caso de un coche de carreras se traducen en una mayor fiabilidad en la pista".
Al mismo tiempo que salía la unidad 300, Lamborghini Racing Team obtenía la certificación TUV ISO 9001 para los procesos de desarrollo y fabricación y mantenimiento de vehículos de competición, con la extensión para diseñar, seleccionar, capacitar y formar a pilotos de competición.
Giorgio Sanna, jefe de Lamborghini Motorsport, señaló: "El hecho de que un organismo con autoridad, como el TÜV, haya aprobado y certificado el proceso por el cual preparamos a nuestros pilotos jóvenes, es para nosotros en Lamborghini Racing Team otra fuente de orgullo y una garantía de calidad para los miembros que participan en nuestros programas".