Noticias:

2018-04-13

La International GT Open arranca en el Circuito de Estoril.

El pasado mes de febrero Michelin y GT Sport anunciaron la renovación de su asociación, iniciada en 2015, por otros tres años (2018-20).
Una colaboración que se extiende al marketing, con novedosas actividades en el paddock, lo que permitirá a los dos campeonatos de GT Sport afianzar su liderazgo deportivo e sus respectivos sectores: el de las carreras Pro-Am de GT3 para el GT Open y el de las fórmulas monoplaza para el Euroformula Open.
Junto a la gama Michelin Pilot Sport GT M esta temporada también se estrena el nuevo sistema RFID electrónico para la verificación automática de los neumáticos, que debuta en la primera prueba del GT Open que tiene lugar los días 14 y 15 de abril en Estoril con los mejores vehículos GT3 del mundo, y también se utilizará en la Euroformula.
El despliegue de la marca francesa para una prueba del International GT Open como la de Estoril incluye el desplazamiento de un motorhome, tres camiones, un equipo con dos técnicos y doce montadores, un responsable de comunicación y dos de logística.
Hasta 2.500 neumáticos prepara Michelin para la prueba en el circuito luso, en el que se prevé que se van a utilizar unos 1.200 neumáticos durante el fin de semana. Tanto para la Euroformula como para el GT Open se utiliza un único compuesto para seco, más orientado al sprint y que tiene que durar toda la carrera en el caso de la Euroformula, y enfocado a la resistencia para el GT Open. El peso de un neumático para un coche de competición de la Euroformula es de alrededor de 7 kg, mientras que el peso de los neumáticos para los coches del GT Open es de aproximadamente 10 kg. También se suministrará dos juegos de neumáticos por coche específicos para utilización en condiciones de lluvia.
Como novedad importante este año, Michelin combina la competición automovilística en la pista con la faceta gastronómica en el paddock. Así, en cada evento del International GT Open se ofrecerá a los pilotos un cóctel elaborado por un chef local. Para la primera prueba en Portugal, la tradición culinaria portuguesa llega de la mano de Miguel Rocha, chef del restaurante Fortaleza do Guincho, con una estrella Michelin.