Noticias:

lunes, noviembre 26, 2012

Luca di Montezemolo: "Vamos a dejarnos la piel para ganar el año que viene".

Haber llegado tan lejos y no haber alcanzado el objetivo deseado por un escasa diferencia de tres puntos, duele y mucho a todos los integrantes de la escudería italiana Ferrari.
El día después de la gesta alcanzada por Sebastian Vettel en Interlagos el presidente de Ferrari, Luca Cordero di Montezemolo, se ha dirigido a todos los trabajadores y aficionados del equipo italiano y les ha recordado, en unas emotivas palabras, que no olviden que en la escudería solo les vale "ganar".
"Ciertamente, no haber ganado el título es motivo de gran pena y pesar, porque nosotros siempre queremos ganar y estuvimos muy cerca. Estoy orgulloso del trabajo llevado a cabo por el equipo por haber hecho el coche más fiable, por no haber escogido nunca mal las estrategias y por no haber cometido errores en las paradas. Hasta el mismísimo final, el equipo cumplió con su deber. Pese a ser el equipo que más puntos logró en las últimas cinco carreras, pese a estar contento por haber visto ayer a nuestros dos pilotos en el podio. Nos faltó un coche lo suficientemente rápido como para estar al frente de la parrilla en la clasificación, y ese ha sido el principal problema que hemos tenido durante toda la temporada".
A pesar del fiasco que ha supuesto perder así el mundial Montezemolo cree profundamente en el equipo que preside y ha asegurado que Alonso volverá la próxima temporada con más ganas aún de sumar su tercer título mundial.
"Reaccionará de la misma forma que el resto del equipo. Trabajando para conseguir lo que les he pedido a todos, que no es otra cosa que conseguir un coche que sea rápido y competitivo desde el principio. Fernando reaccionará a su manera, empujando incluso con más fuerza, consciente de que será imbatible con un coche competitivo. En cuanto al coche, Fernando tiene razón en parte, con la condición de que en 2013 mantengamos este increíble nivel de fiabilidad que nos ha permitido acabar segundos en los campeonatos de pilotos y de constructores. De todas formas, lleva razón en lo de que necesitamos un coche más rápido".
La última parte del discurso del 'jefezo' del equipo transaplino ha estado dedicada a todos los aficionados que han creído que el sueño del campeonato era posible hasta el último instante.
"Agradezco a todos su gran apoyo. Esperábamos ganar también por ellos, pero podemos estar orgullosos de haber sido, un año más, aspirantes hasta la última vuelta de la última carrera, y todos nosotros aquí en Maranello estamos trabajando sin pausa para ganar el año que viene. Vamos a dejarnos la piel".