Noticias:

martes, mayo 14, 2013

Dietrich Mateschitz asegura que los neumáticos de Pirelli perjudican a la Fórmula 1.

El dueño de la escudería Red Bull, Dietrich Mateschitz, ha asegurado que los neumáticos que el fabricante italiano Pirelli suministra a la Fórmula 1 perjudican al espectáculo.
Según el empresario austríaco el problema reside en que los compuestos de esta temporada obligan a los pilotos a "conducir más despacio para poder ganar carreras".
"La Fórmula Uno no es una competición de pilotaje de resistencia. Los neumáticos deben estar al servicio de una meta y deben respaldar el potencial de los coches. Si hay que reducir artificialmente la velocidad para llegar a la meta más rápidamente estamos ante algo que contradice todo lo que tiene que ver con el deporte del automovilismo".
No obstante Materschitz ha reconocido que su equipo no supo escoger la mejor estrategia para afrontar la carrera del pasado domingo.
"Además de que los tres primeros hicieron una gran carrera, nosotros seguimos la estrategia equivocada. Creímos que nos bastaban tres juegos de neumáticos y ese no fue el caso".