Noticias:

sábado, marzo 25, 2017

El poleman Hamilton gana el primer set a sus adversarios.

Al final las especulaciones eran ciertas y una temporada más, con permiso de Ferrari, el equipo Mercedes AMG comandado por Lewis Hamilton llevará la voz cantante en la temporada en la que la Fórmula 1 se reintentó así misma.
El británico lo hizo de fábula sobre el trazado australiano (1:22:188) y sumó una nueva pole a su palmares seguido de Sebastian Vettel (1:22:456) que está dispuesto a no permitir que otro año más las fechas plateadas hagan del gran circo un monólogo.
Tampoco hubo grandes sorpresas con la limitada actuación de Fernando Alonso y el maltrecho motor de su MCL32, que dejan al español clasificado en decimotercera posición, a casi un segundo y medio de su compañero de equipo.  
Al finalizar la clasificación Alonso aseguró resignado que la suya había "sido una buena vuelta" y desgraciadamente no había sido posible "hacerlo mejor".
Pero así son las cosas en un deporte donde la falta de setup se paga caro y con un motor tan limitado, que no ha dejado atrás las pérdidas de potencia y cuya manejabilidad también es discutible, poco más se puede obtener.
Mucho mejor le fueron las cosas a Carlos Sainz sobre Albert Park y mañana arrancará desde la octava plaza de la parrilla de salida, tras un error de Ricciardo en la Q3, que de todas formas no puede eclipsar el excelente trabajo del piloto madrileño. 
Por último apuntar el papelón que tuvo que hacer el subcampeón de la GP2 del año pasado, Antonio Giovinazzi, al tener que sustituir en la Q3 a Wehrlein, con problemas cervicales.