Noticias:

lunes, marzo 27, 2017

Figueruelas dice adiós agradecida al Opel Meriva.

El pasado viernes, 24 de mayo, salió de las líneas de producción de la planta de Opel en Figueruelas el último Meriva fabricado. Hasta la fecha de la planta zaragozana, que desde la presentación de la primera generación lo ha fabricado en exclusiva, han salido 1.593.348 unidades de este monovolumen pequeño, que se han comercializado en unos 50 países, siendo los principales mercados los de Alemania, Italia, Francia, Gran Bretaña y España.
Cuando fue lanzado en 2003, la primera generación del Opel Meriva creo el segmento de los monovolúmenes pequeños. Con su revolucionario concepto de asientos traseros FlexSpace, la posición elevada de conducción y el espacioso habitáculo, el Meriva era grande en flexibilidad, aunque pequeño en tamaño. Una fórmula muy popular que le ha permitido liderar de manera consistente el segmento de monovolúmenes pequeños. Incluso, esta primera generación del Meriva contó con un miembro muy deportivo cuando en el Salón de Essen de 2005 se presentó el Meriva OPC. Con un potente motor 1.6 litros turbo de 180 CV, un comportamiento mejorado y una velocidad máxima de 222 km/h, el Meriva rompía el tradicional molde de los monovolúmenes pequeños orientados a la familia y al ocio. De esta primera generación se vendieron 1.064.249 unidades entre 2003 y hasta mediados de 2010.
La segunda generación, lanzada en 2010, elevó el listón de forma espectacular con elementos innovadores que mejoraban aún más la flexibilidad y la ergonomía - como el sistema de puertas traseras FlexDoor con apertura en sentido contrario que hacen mucho más fácil la operación de entrar o salir del vehículo, el versátil sistema de asientos traseros FlexSpace se mejoró siendo más fácil de utilizar, la exquisita ergonomía de los asientos delanteros, muchas inteligentes soluciones de almacenamiento de objetos y el exclusivo sistema integrado de transporte de bicicletas FlexFix de Opel. El Meriva fue el primer y único automóvil en el mundo que ha sido capaz de lograr un premio por su amplio concepto ergonómico. En 2010, los expertos en salud de AGR (Aktion Gesunder Rücken - Acción para Espaldas Saludables), galardonaron al Meriva con el codiciado sello de calidad AGR por garantizar la ergonomía y la protección de la espalda. Su certificación estuvo basada en las principales y exclusivas innovaciones del Meriva.