Noticias:

viernes, enero 12, 2018

Dakar - Carlos Sainz se alza con la victoria tras otro doblete de Peugeot.

Día largo al volante para los hombres del equipo Peugeot, en el que el Rally Dakar se adentró en las exigentes etapas de gran altitud de Bolivia, rumbo a la capital del país, por caminos muy diferentes a los vistos hasta ahora. Peugeot mantuvo su control sobre el Dakar al conseguir su cuarta victoria de etapa del evento (la primera este año para Carlos Sainz) y refuerza su liderato en la clasificación general. La buena noticia para todos los equipos es que ahora pueden disfrutar de un merecido día de descanso, ya que el rally llega a su ecuador. Después de una primera semana llena de drama, lo que suceda a continuación es imposible de predecir.
Carlos Sainz y Lucas Cruz obtuvieron una nueva victoria de etapa para Peugeot. El terreno pasó de las dunas del desierto a largas rectas y a las montañas a gran altitud: se llegó a alcanzar un máximo de 4.732 metros. Demostrando la adaptabilidad del Peugeot 3008 DKR Maxi a todo tipo de terreno, los españoles fueron los más rápidos por más de cuatro minutos.
Stéphane Peterhansel y Jean-Paul Cottret también evitaron los problemas y consolidaron su primer puesto en la clasificación general, después de terminar segundos en la etapa, combinando la regularidad con la fiabilidad. Lideran con casi 30 minutos de ventaja, con una intensa semana de carrera por delante.
Cyril Despres/David Castera buscan ahora victorias de etapa tras dos días llenos de problemas. La etapa de ayer fue mucho mejor para ellos y, tras recuperar la confianza, están siguiendo el ritmo de los líderes, mientras esperan ayudar a sus compañeros de equipo cuando sea necesario. En la etapa fueron los quintos más rápidos.
Carlos Sainz (Peugeot 3008 DKR Maxi n° 303) 1º la Etapa 6, 2º en la clasificación general:
"Desde el comienzo del rally hemos estado pilotando sobre arena y ese no es mi tipo de terreno favorito. Aunque hoy hubo muchas rectas y no fue tan emocionante, es bueno que haya un cambio... cinco días de arena son demasiados. Todavía queda mucha carrera por delante, con etapas de 400 o 500 kilómetros de recorrido, además de la etapa maratón, por lo que puede pasar cualquier cosa".
Stéphane Peterhansel (Peugeot 3008 DKR Maxi n° 300) 2º en la Etapa 6, 1º en la clasificación general:
"Hoy fue un día completamente diferente. El escenario fue más directo y con una navegación más fácil. El problema principal era la altitud, que obviamente nos quita un poco de potencia: debido a la altitud, el cerebro también funciona un poco a cámara lenta, por lo que fue complicado. Fue una jornada de transición, entre el desierto y las montañas. Por mi parte no asumí ningún riesgo: lo principal era llegar a Bolivia de manera segura. Estar en La Paz con una ventaja de 27 minutos ya es más de lo que esperaba".
Cyril Despres (Peugeot 3008 DKR Maxi n° 308) 5º en la Etapa 6
"No tuvimos problemas con la altitud, pero después de todos los reveses que hemos tenido en los últimos dos días, no fue fácil volver a encontrar ritmo. El objetivo principal ahora es estar ahí para apoyar a nuestros compañeros de equipo, por lo que no tiene sentido tomar riesgos. Íbamos a un ritmo decente sin presionar demasiado en una etapa que estaba bastante húmeda. Y al menos, pase lo que pase, habré conducido a lo largo de las orillas del lago Titicaca: ¡eso ya es algo!"
¿Sabías qué…?
Peugeot ya obtuvo un éxito deportivo en Bolivia, allá por 1979. Fue en el Rally Codasur, que luego se llamaría Rally Argentina: una conocida prueba del Campeonato del Mundo de Rallyes. Los dos Peugeot 504 oficiales inscritos para Jean Guichet /Jean Todt y Jean-Claude Lefebvre/Jean-Pierre Rouget terminaron primero y segundo después de una salida memorable. La ruta fue diseñada para recorrer Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Perú, pero se detuvo en Perú debido a problemas políticos.
¿Qué es lo siguiente?
El viernes es el día de descanso en la capital boliviana, La Paz, antes de que la primera parte de la etapa maratón de este año comience, sin que se permita el servicio durante la noche entre los dos días. El día de descanso es una oportunidad para que los equipos se relajen, pero no hay tanta suerte para los mecánicos de Peugeot, que desmontarán y reconstruirán cada 3008 DKR para devolverlo a su perfecta condición para la segunda mitad del rally.