Noticias:

sábado, enero 13, 2018

Dakar - El equipo Peugeot llega al día de descanso copando las dos primeras plazas.

Después de seis etapas extremadamente exigentes a través de Perú, el equipo Peugeot Total finalmente ha llegado a La Paz, la capital de Bolivia, donde ha tenido lugar el día de descanso del Dakar. Los dos coches Peugeot 3008 DKR Maxi de Stéphane Peterhansel/Jean-Paul Cottret y Carlos Sainz/Lucas Cruz ocupan el primer y segundo lugar, 1h20m por delante de sus perseguidores más cercanos. Aún quedan dos tercios de la distancia cronometrada por recorrer.

Un registro impresionante

Durante los primeros seis días del rally, el Peugeot 3008 DKR Maxi ha demostrado todo su potencial al ganar cuatro etapas (Etapa 2 con Despres/Castera, Etapa 4 con Loeb/Elena, Etapa 5 con Peterhansel/Cottret, Etapa 6 con Sainz/Cruz) y ha conseguido tres dobletes (Etapa 2, Etapa 4 y Etapa 6) y dos tripletes (Etapa 2 y Etapa 4). El equipo lidera el rally desde la segunda etapa.

A la vanguardia

El experimentado dúo Stéphane Peterhansel/Jean-Paul Cottret ha superado la primera parte del rally con una consistencia impresionante. Tras haber estado entre los tres primeros en cinco de las seis etapas que se han celebrado hasta ahora, se pusieron al frente en la Etapa 3 y nunca han perdido este puesto desde entonces. Ahora lideran con un colchón de 27 minutos sobre sus compañeros de equipo.

Paso a paso

Después de sufrir un retraso el día del prólogo, Carlos Sainz/Lucas Cruz han luchado de manera impresionante durante toda la semana, terminando por todo lo alto al ganar la sexta etapa. Han contado con un Peugeot 3008 DKR Maxi completamente fiable y el dúo español se encuentra ahora en un fuerte segundo lugar en la clasificación general, con una ventaja de 53 minutos sobre la tripulación que marcha en tercera posición.

Parados en su avance

El primer Peugeot que tomó el liderato (al final del segundo día) fue el de Cyril Despres/David Castera, que completaron una fantástica actuación hasta que su Peugeot 3008 DKR Maxi golpeó una roca en el kilómetro 180 en de la cuarta etapa, que provocó la rotura de la suspensión trasera. Este incidente les hizo perder mucho tiempo en la etapa y tener varias horas de penalización que terminaron con sus esperanzas de victoria. Sin embargo, los dos ex motoristas continúan con determinación, listos para brindar asistencia a sus compañeros de equipo si es necesario.

Un golpe de mala suerte

Sébastien Loeb y Daniel Elena se vieron obligados a retirarse después de la quinta etapa, entre San Juan de Marcona y Arequipa. Su Peugeot 3008 DKR Maxi cayó en un agujero en una duna y el impacto provocó que Daniel Elena sufriera una fractura del coxis, lo que les impidió continuar. Al comienzo de la etapa, el dúo se colocó segundo en la general. La tarde anterior habían ganado la cuarta etapa, que cruzó una de las secciones más arenosas jamás vistas en el Dakar sudamericano.

Un "día de descanso" inapropiadamente nombrado

Aunque se le conoce como el "día de descanso", el viernes ha sido un día de intensa actividad para el equipo Peugeot Total. Los mecánicos usan el día para reconstruir completamente los tres coches Peugeot 3008 DKR Maxi que aún están en carrera. Este trabajo meticuloso es vital, ya que el sábado y el domingo tendrá lugar la etapa maratón, sin servicio mecánico al final del día.

Un largo camino hasta el final

Este año el día de descanso no tiene lugar en mitad de la carrera, sino después de solo seis de las 14 etapas en el calendario del Dakar 2018. Aunque ya se han cubierto 1.463 kilómetros de competición, todavía faltan 2.826 kilómetros de etapa: en otras palabras, el 66% de la ruta cronometrada total.