Noticias:

martes, enero 30, 2018

El director de Citroën Racing, Pierre Budar, analiza el resultado en Montecarlo.

Tras un comienzo difícil en el Montecarlo de este año, el Citroën Total Abu Dhabi World Rally Team ha demostrado una gran fuerza de carácter y determinación para subir en la clasificación y conseguir puntos importantes para los campeonatos de pilotos y constructores.
La fuerza de todos los grandes equipos está en su capacidad de mantenerse unidos y conseguir resultados, aunque el camino sea duro. Con los diecisiete puntos logrados por Kris Meeke en el campeonato de pilotos, los dieciocho que se añaden a la cuenta del campeonato de constructores para el equipo y la victoria en la Power Stage, Citroën Total Abu Dhabi WRT ha demostrado esa fuerza de carácter este fin de semana en Mónaco, tras un frustrante comienzo de la carrera. Por desgracia, Kris Meeke y Paul Nagle tuvieron problemas en la primera etapa del jueves por la noche – que se celebró después del ocaso – en el complicado tramo de Thoard Sisteron (36,69km), en el que la nieve que cubría una sección de tres kilómetros cerca de la cumbre del Col de Fontbelle pilló desprevenidos a muchos pilotos. Tras perder poco menos de dos minutos en ese primer tramo, su rally iba ya en una dirección distinta a la prevista. Pero iban a llegar cosas peores para el equipo, ya que Craig Breen y Scott Martin también tuvieron mala suerte el viernes por la mañana. Una piedra se alojó en una de las llantas de su C3 WRC y dañaba la pinza de freno. Eso hizo que fueran perdiendo poder de frenada gradualmente en las tres siguientes especiales del bucle y, a pesar de sus esfuerzos por repararlo, cayeron de la séptima a la décima posición perdiendo rápidamente tres minutos.
Este golpe de mala suerte fue aún más duro para ellos porque les obligaba a abrir la pista el sábado, actuando literalmente de quitanieves para los que venían detrás. En condiciones así, es difícil no perder impulso. Sobre todo, porque esta edición del Rally de Montecarlo ha sido una de las más duras de los últimos años, con una gran variedad de condiciones en las carreteras que se usaron en las cuatro etapas. Sin embargo, el Citroën Total Abu Dhabi WRT siguió centrado en el trabajo y en sus objetivos. La Armada Roja no cometió ningún error en la elección de neumáticos. Del mismo modo, los reglajes del C3 WRC de Kris Meeke se fueron mejorando, permitiéndole ganar confianza y subir de nuevo al quinto puesto en la general, mientras Craig Breen aprovechaba cualquier oportunidad para recordar a todo el mundo su talento y su velocidad. Por ejemplo, marcando el tercer mejor tiempo, apenas 2,2 segundos por detrás del primero, en la última especial del sábado, y otro en la segunda pasada por el icónico Col de Turini. El equipo vio su persistencia y determinación recompensadas cuando Kris Meeke logró la victoria en el último tramo y subió al cuarto puesto en la general, defendiéndose con éxito de los ataques de los que iban detrás de él. 

Preguntas a Pierre Budar, Director del Citroën Racing Team

¿Qué opina de la mentalidad del equipo durante su primer rally como director?
"Con un tiempo impredecible y las dificultades para hacer la elección de neumáticos correcta, hay que decir que el Montecarlo no es una forma fácil de introducirse en el WRC. Dicho esto, me ha impresionado la forma en la que se ha compartido la información en el equipo, entre los ingenieros, los que se encargan de la información del tiempo, los técnicos de Michelin… La comunicación ha sido buena y ha habido un ambiente constructivo de trabajo, lo que es una buena señal para el futuro. Del mismo modo, me gustaría destacar el rendimiento y la unidad de nuestros mecánicos, sobre el sábado por la noche, cuando trabajaron juntos para cambiar la caja de cambios en el C3 WRC de Kris Meeke, mientras ajustaban los reglajes del chasis a tiempo".
¿Cómo evaluaría el rendimiento de sus pilotos?
"Con la mala suerte que Craig y Kris tuvieron en los primeros tramos, enseguida se encontraron fuera del liderato, pero han demostrado una fuerza de carácter ejemplar para no perder el ánimo. Craig marcó algunos buenos tiempos cuando las condiciones volvieron a ser buenas para él. En cuanto a Kris, después de tener poca confianza en los reglajes al principio, no se lanzó a ciegas a la lucha, sino que sabía desde el principio que sería difícil ganar. Espero su oportunidad, demostrando manejar muy bien la carrera y su experiencia. Este enfoque demuestra lo mucho que ha crecido en su papel como líder del equipo. Ha hecho un buen comienzo en el campeonato de pilotos, aunque sabemos que debemos seguir trabajando para ser aún más efectivos en todas las superficies".
¿En qué áreas trabajarán para el futuro?
"Creo que tenemos una idea clara de lo que ha funcionado bien en el C3 WRC en algunas condiciones y qué no ha ido tan bien, pero el mejor tiempo de Kris en la Power Stage ha vuelto a demostrar que el coche tiene velocidad. Cuando todo el mundo va a por los puntos extra, no se puede decir que sea una victoria de segunda".