Noticias:

jueves, 18 de enero de 2018

El equipo Ssangyong Motorsport ya atisba la meta del Dakar.

Tres días. Eso es lo que le queda a Óscar Fuertes para lograr su gran objetivo en el Dakar 2018: finalizar la carrera en su primera participación. Hoy ha dado un paso en la consecución de este reto al superar la 11ª etapa, que transcurría entre Belén y Chilecito.
Tras 280 kilómetros de especial, a los que hay que sumar también nada más y nada menos que 467 km más de enlace, el piloto madrileño se ha situado en el puesto 33º parcial, con un tiempo de 7 horas, 43 minutos y 26 segundos, a poco más de tres horas y media del ganador del día.
El excelente papel del equipo SsangYong Motorsport en el rally más duro del mundo queda reflejado por su 28ª posición en la clasificación general. Fuertes domina además entre los Rookies, con más de tres horas de ventaja sobre el sudafricano Hennie De Klerk. El debutante, junto a su copiloto Diego Vallejo, también figura en la 4ª plaza de la categoría T1.3 (vehículos de gasolina con dos ruedas motrices) y sigue como tercer mejor español en coches.
Después de llegar muy tarde en la jornada de ayer, la pareja española apenas ha podido descansar antes de afrontar la etapa de este miércoles. La acumulación de cansancio después de tantos días de competición es palpable en todos los participantes y Óscar y Diego no son ajenos a ello.
De todas formas, han sabido reponerse a las adversidades y con su SsangYong TivoliDKR han protagonizado una actuación muy inteligente y regular en esta jornada, que ha transcurrido en gran parte sobre arena y en cuyo tramo final se han acercado al top 30.
Este jueves, la 12ª etapa del Dakar conducirá a los supervivientes de la carrera desde Chilecito a San Juan en una larguísima especial de 523 kilómetros más 270 km de enlace. Terrenos pedregosos y complicados con una parte final por ríos que requerirá de una correcta navegación. Se superarán los 3.600 metros de altura, pero la carrera comienza a descender a cerca de los 1.000.