Noticias:

viernes, 26 de enero de 2018

Mal comienzo para el equipo Citroën Racing en el Rally de Montecarlo.

Después de una corta pero muy difícil primera etapa, cada uno de los pilotos tuvo sus propias desgracias, Craig BreenScott Martin y Kris MeekePaul Nagle llegaron al parque de asistencia de Gap en séptima y novena posición respectivamente. Unos lugares que no reflejan su nivel de prestaciones en un Montecarlo fiel a su reputación. 
Solamente se han disputado 62,18Km. cronometrados, apenas el 16% del recorrido total. Pero este aperitivo estaba marcado por la dificultad de disputarse de noche, siendo un inicio exigente el que presentaba el programa de la prueba. La primera especial, que discurría entre Thoard y Sisteron se realizaba en sentido contrario al habitual, y como de costumbre, este tramo, que sido escenario de algunas de las más bellas epopeyas del Mundial, volvía a serlo con su asfalto nevado en el puerto de Fontbelle.
Casi tres kilómetros del recorrido, en bajada, estaban cubiertos de nieve lo que supuso un quebradero de cabeza para los pilotos a la hora de elegir los neumáticos en la asistencia anterior en Digne-les-Bains. Las informaciones remitidas por los “ouvreurs” indicaban que la mayor parte del recorrido estaba seco en el bucle de las primeras especiales. Los equipos del Citroën Total Abu Dhabi WRT hicieron la elección lógica, llevando seis neumáticos slicks Michelin súper blandos (SS6). 
Solamente hacían falta las dotes de equilibristas de Craig Breen y Kris Meeke, para sortear el tramo más complicado, donde los dos perdieron tiempo al quedarse inmovilizados en las cunetas. Con un quinto tiempo, a solo 24’’6 del líder, el primero de ellos salió airoso, mientras que Meeke, perdió más tiempo, situándose décimo a 1’44’’7. 
En estas circunstancias era difícil para los dos afrontar la segunda ES tranquilos, tanto es así que Craig Breen, que tuvo dificultades para enlazar con sus “ouvreurs”, llegó con retraso al punto de salida y salió con presiones de neumáticos no muy bien ajustadas. 
El viernes hay un programa que se compone de seis especiales entre los Hautes-Alpes, la Drôme y los Alpes de la Alta Provenza, con un total de 144,88 kilómetros cronometrados, es decir más del 37 % del total, es la jornada más larga de la prueba, la que espera al Citroën Total Abu Dhabi WRT, que tiene la firme decisión de mostrar su mejor nivel, aunque parece que el tiempo de nuevo puede jugar alguna mala pasada.

Pierre Budar, Director de Citroën Racing

"Evidentemente no el inicio ideal, ya que habíamos hecho una buena elección de neumáticos. Había una zona complicada en la primera ES que nos ha costado más caro que a los demás. Obligatoriamente nuestros dos equipos estaban a la defensiva en la siguiente ES. A pesar de todo me quedo con las sensaciones positivas de los pilotos en cuanto al comportamiento del C3 WRC. Tengo esperanzas de que podremos demostrarlo en las tres próximas etapas".

Kris Meeke

"En la nieve he tenido un poco de subviraje, he tirado de freno de mano y he hecho un trompo en medio de la carretera. Normalmente das media vuelta y arrancas de nuevo. He preferido mantener la calma, poner marcha atrás para colocarme de nuevo en el sentido correcto y entonces he caído a la cuneta. Un error estúpido y muy frustrante. Las sensaciones tampoco fueron buenas en la siguiente especial, pero aún queda mucho rallye".

Craig Breen

"En la primera especial nos quedamos en una cuneta durante cerca de treinta segundos y tuvimos que ser ayudados por los espectadores. Sin eso podíamos haber hecho el mejor tiempo. Después en el enlace que llevaba a la siguiente ES hemos acumulado retraso recuperando las correcciones de nuestros “ouvreurs”, lo que nos valió diez segundos de penalización, y además la presión de los neumáticos era errónea y no tuvimos tiempo de ajustarla. No fue el inicio soñado, pero estoy contento de nuestro ritmo cuando todo ha ido bien".