Noticias:

viernes, enero 26, 2018

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia lideres del Rallye de Montecarlo.

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia lideran el Rallye de Montecarlo a bordo de su Ford Fiesta WRC impulsado por la tecnología EcoBoost con una ventaja de 17,3 segundos.
La pareja ganadora cinco veces del prestigioso rally sabe exactamente lo que es necesario para dominarlo bajo unas condiciones climatológicas desafiantes. Pese a esto Sisteron no hizo mella en la pareja, más bien al contrario, y en la oscuridad de la noche Ogier e Ingrassia no flaquearon.
Mientras que varios de sus rivales perdieron tiempo en una sección del descenso particularmente helada, la pareja francesa sólo sufrió un trompo, adjudicándose la victoria y marcando el tiempo más rápido en la siguiente sección.
Bryan Bouffier y Xavier Panseri actualmente ocupan el octavo lugar en la general tras hacer un impresionante debut al volante del Fiesta WRC en unas circunstancias cuanto menos ideales.
Después de sufrir una lesión el copiloto original de Bouffier durante el reconocimiento, Jérôme Degout, se vio obligado a retirarse y Panseri, recién llegado del Dakar, fue reclutado en el último momento.
Con tan solo unas pocas horas para prepararse juntos, la pareja no cometió errores y estará ansiosa por aprender más sobre el Fiesta de última generación a medida que el evento avance.
Por contra Elfyn Evans y Daniel Barritt fueron menos afortunados después de sufrir un pinchazo en la sección rápida, viéndose obligados a detenerse y a cambiar la rueda a poco más de 10 kilómetros de meta. Es posible que hayan perdido tres minutos con respecto al grupo de cabeza, pero aún queda un largo camino por recorrer en un evento donde todo puede suceder.
Mientras tanto en la categoría WRC 2, la segunda división del mundial de Rallyes, el Fiesta también lidera la clasificación, con Éric Camilli y Benjamín Veillas con una ventaja de 19.1 segundos al volante de su Fiesta R5 impulsado por EcoBoost.

Sébastien Ogier (1º)


"Sabíamos que sería difícil atravesar la sección helada con neumáticos lisos y sufrimos un trompo. Creo que casi todos tuvieron problemas, pero afortunadamente no perdimos demasiado tiempo. El resto de la etapa también fue muy complicada, con el agarre cambiando todo el tiempo y fue un reto saber dónde podrías y no empujar. Todavía hay algunas cosas que podemos hacer para mejorar, pero estoy contento y es un buen comienzo".

Eric Camilli (1º WRC 2)

"Ha sido un muy buen comienzo para nosotros. La primera etapa fue realmente complicada y fue difícil aceptar que había que ir muy, muy despacio en la sección de descenso. Pero presionamos mucho al principio y lo pasamos muy bien. Ha sido un buen comienzo y el coche se siente genial, pero todavía hay un largo camino por recorrer".