Noticias:

lunes, febrero 19, 2018

Craig Breen conquista Suecia a mandos de su Citroën C3 WRC.

Con Craig Breen destacando este fin de semana, el Citroën Total Abu Dhabi WRT ha estado entre los protagonistas en Suecia. El equipo no solo ha conseguido su cuarto podio con el C3 WRC, sino que también sigue ocupando la tercera posición en la clasificación del campeonato del mundo de constructores.
La historia es poco común para un irlandés: fue sobre un lago helado escandinavo que Craig Breen pilotó por primera vez un coche de rallys, durante un curso de pilotaje que sus padres le regalaron por Navidad cuando tenía 15 años. Luego, sobre el hielo sueco, el piloto de 28 años disputó en 2014 su primera carrera al volante de un WRC, antes de llevar por primera vez los colores de Citroën Racing en la edición de 2016 de esta clásica prueba nórdica. De ahí le puede venir el gusto por este verdadero templo del derrapaje, donde hasta ahora su mejor puesto fue un quinto lugar en 2017.
Aprovechando su buena posición en la salida de los tramos (9º), demostró sus cualidades de equilibrista desde el primer verdadero día de carrera logrando dos mejores tiempos, para acabar la etapa en cuarta posición a sólo cinco décimas del podio. Especialmente cómodo con su C3 WRC en estas especiales rápidas, mejoró al día siguiente para alzarse a la segunda posición y llegar a colocarse a 4,2 segundos del líder, tras un tercer scratch. Los rivales eran duros y había que resistir sus ataques. Es lo que iban a hacer Craig Breen y Scott Martin el domingo, para consolidar su segundo puesto, que es a la vez su mejor resultado en WRC, logrando al mismo tiempo el cuarto podio del C3 WRC en su corta carrera. Un podio al que también aspiraba al inicio del rally Mads Ostberg, que estuvo a tan sólo 1’’1 del tercer puesto el viernes por la tarde, lo que demostraba su rápida adaptación al C3 WRC en su regreso al equipo "rojo". Hasta entonces era el último piloto Citroën en haber subido al podio en Suecia (2014). Aún en fase de aprendizaje, aseguró con su sexto puesto puntos importantes para el equipo en el campeonato de constructores.
Sumar puntos en el campeonato de pilotos era también el objetivo de Kris Meeke, después de haber tenido que hacer de quitanieves el primer día (4º en el orden de salida de los tramos) tras sus prestaciones en Mónaco, lo que le alejó de la lucha por la cabeza. Pero este objetivo se le escapó con un toque aparentemente leve contra un muro de nieve, que causó la rotura del turbo de su C3 WRC y le obligó al abandono.
Preguntas a Pierre Budar, Director de Citroën Racing.
¿Esperaba estas prestaciones de Craig?
Creo que poca gente esperaba que estuviera a semejante nivel. Siempre hemos creído en él, pero incluso así nos ha sorprendido, siendo a la vez muy rápido y constante. Lo que ha hecho este fin de semana es extraordinario. Se hizo con el segundo puesto pilotando con regularidad, y dando muestras de un dominio de la situación propio de un piloto más experimentado. Sin duda es una etapa nueva que se abre en su progresión. Hay una historia de amor entre él y los rallys nórdicos, ya que tras su tercer puesto en Finlandia en 2016, es en Suecia donde ha logrado el mejor resultado de su incipiente carrera en WRC.
Este rally ha supuesto también la confirmación del progreso del C3 WRC…
Efectivamente, es la prueba de que nuestro coche cuenta con potencial. Eso confirma también el buen trabajo realizado en la versión de tierra, desde la pasada edición de Suecia, especialmente en la geometría de las suspensiones, los amortiguadores, el reparto de par entre los ejes y los reglajes del diferencial central pilotado. Aunque nos ha costado mucho esfuerzo abrir una ventaja de explotación más grande, mejoramos constantemente la puesta a punto del C3 WRC, y este resultado es la consecuencia perfecta. Supone una justa recompensa para el equipo. Los chicos han pasado muchas horas en los test previos a la carrera para literalmente hacer cinco días de pruebas en solo cuatro.
¿Qué opina de las prestaciones de Kris y Mads?
El regreso de Mads al equipo ha sido positivo, ha llevado a cabo una carrera regular a pesar de su falta de experiencia con el C3 WRC, y nos ha aportado importantes puntos. Nos ha dado una opinión diferente sobre los reglajes. También ha dado a Craig pistas interesantes para definir sus propios reglajes. Ahora entre todos tenemos que estudiar las posibilidades de repetir esta experiencia. En cuanto a Kris, su carrera desde el inicio estuvo condicionada por su posición en la salida de los tramos el primer día, pero cumplió perfectamente su papel de líder manteniéndose en los puntos hasta que tuvo su problema. No tuvo suerte, porque su pequeño incidente no debería haber tenido tales consecuencias. Me quedo con lo positivo: tendrá un orden de salida favorable en México, donde ganó el año pasado.
Con solo 9’’3 de ventaja sobre el tercero en la salida del último día, Craig Breen aseguró su segundo puesto en la especial de Likenas (21,19 km), aumentando primero 1’’ y después 3’’1 sobre su rival, para presentarse en la salida de la última especial (9,56 km) con 13’’4 de ventaja. Scott Martin fue un testigo privilegiado.
"La primera especial del domingo fue determinante. Sabíamos que Likenas nos iba bien, a Craig le gusta mucho, y ya fuimos muy bien en 2017. Las condiciones de la nieve eran perfectas. La mitad del recorrido es extremadamente rápido, y es en este tipo de especiales donde estábamos más a gusto este fin de semana. Sabíamos que si no teníamos un fallo, los tiempos debían salir. Desde el habitáculo no parecía que fuéramos al máximo, Craig tenía un ritmo muy bueno que mantuvo hasta el final. Estaba a la vez concentrado y relajado. Esta primera pasada nos tranquilizó, sabiendo que podíamos contener a Mikkelsen".