Noticias:

lunes, 12 de febrero de 2018

El nuevo Range Rover Sport PHEV completa su último desafío con éxito.

Ni siquiera 99 curvas de vértigo y 999 escalones empinados han impedido que el nuevo Range Rover Sport PHEV alcance, en su estreno mundial, uno de los lugares más espectaculares de China. El primer SUV propulsor por gasolina y electricidad se ha convertido en el primer vehículo del mundo en subir los escalones que conducen hasta un arco rocoso que es conocido en el país oriental como la Puerta del CieloEl desafío comenzó a los pies de la legendaria carretera de 11,3 kilómetros de Tianmen, que es conocida por los lugareños como el Camino del Dragón
El encargado de completar el desafío con el nuevo Range Rover Sport PHEV fue el piloto del equipo Panasonic Jaguar Racing, Ho-Pin Tung.
Ho-Pin activó el modo Terrain Response, que combina la potencia de ambos motores, para poder subir de la forma más dinámica y segura los 999 escalones que conducen hasta la legendaria puerta del cielo.
Tras completar la hazaña Ho-Pin Tung declaró: "He conducido un Fórmula E y he ganado las 24 horas de Le Mans, pero esto es sin duda uno de los retos más difíciles a los que me he enfrentado y el Range Rover Sport PHEV se ha comportado de manera brillante. Me insufló una plena confianza a lo largo de todo el camino y subío sin esfuerzo hasta la Puerta del Cielo".
El nuevo sistema PHEV garantiza al Range Rover Sport una autonomía que, a plena carga, alcanza los 50 km con solo propulsión eléctrica, pero Ho-Pin Tung utilizó tanto el avanzado motor Ingenium de 300 CV como los 116 CV del motor eléctrico para superar rápidamente el recorrido. El nuevo SUV de alto rendimiento demostró sus cualidades sobresalientes al completar el desafío sin apenas esfuerzo.
Por su parte Phil Jones, experto en experiencias de Land Rover, aseguró: "Fue el desafío más difícil al que he enfrentado al Range Rover Sport en mi colaboración, porque hasta que no alcanzáramos la cima no podíamos decir con certeza que lo conseguiríamos. Al llegar a la cumbre, hemos validado, como nunca antes, las impresionantes capacidades del Range Rover Sport PHEV en su estreno mundial".
El desafío del dragón es el último de una serie de retos a los que se ha enfrentado el Range Rover Sport, después de los que realizados con el dos veces campeón del mundo de natación Keri-Anne Payne y el atleta de resistencia Ross Edgley, en Devon, Reino Unido.
Los anteriores desafíos incluyeron marcar un récord en Pikes Peak (EE. UU.), alcanzar otro récord cruzando el desierto Rub'al-Khālī en la Península Arábiga, y descender el legendario Murren Hell de 2.170 metros en Suiza.