Noticias:

miércoles, febrero 21, 2018

Ferrari presentará en el Salón de Ginebra el nuevo 488 Pista.

En el próximo Salón del Automóvil de Ginebra se presentará al público el 488 Pista, digno heredero de las series especiales V8360 Challenge Stradale, 430 Scuderia y 458 Speciale—, coches todos ellos reconocidos tanto por sus prestaciones como por el disfrute de su conducción. 
El Ferrari 488 Pista presenta diferencias sustanciales respecto a las anteriores series especiales, tanto por su deportividad como por su nivel de transferencia tecnológica procedente del mundo de la competición, como deja patente su nombre, homenaje directo al inigualable historial de Ferrari en esta área. 
Se trata de un vehículo que nace del mundo de la competición en pista, en las que la casa de Maranello ostenta cinco títulos de constructores en la categoría GTE del Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA desde que se creó el campeonato en 2012, con 29 victorias en 50 carreras, además de los 25 años de experiencia en los campeonatos monomarca Ferrari Challenge
La reducción del peso del coche, además de las numerosas novedades en cuanto a motor, dinámica del vehículo y aerodinámica, derivan de dos Ferraris de competición: el 488 GTE y el 488 Challenge. El resultado es un coche desarrollado sin medias tintas, con un comportamiento óptimo tanto en carretera como en pista, sin necesidad de que el piloto deba ser un profesional para disfrutarlo al máximo.
Comparado con el modelo de serie, el 488 Pista pesa 90 kg menos (con un peso en vacío de solo 1280 kg). Esto, sumado al mayor incremento de potencia hasta la fecha en una serie especial, de más de 50 caballos, permite al vehículo convertirse en el nuevo hito deportivo de referencia de entre los V8 de última generación.
El motopropulsor es el V8 más potente de la historia de Ferrari, la evolución límite de un motor turbo galardonado dos años consecutivos —2016 y 2017— como «International Engine of the Year».
Cuenta con 720 caballos, con la mejor potencia específica de su categoría —185 caballos por litro— y con los sistemas de reducción de peso de la versión 488 Challenge, como los colectores de escape de Inconel, el cigüeñal y volante aligerados, bielas de titanio y caja de aire de fibra de carbono. 
También del 488 Challenge derivan los turbocompresores con sensor de rpm y la estructura de admisión de aire, que ha pasado del lateral a la zona del alerón trasero para disfrutar de un caudal de aire más fresco y limpio.
El par se ha mejorado a todos los regímenes de giro, dando una sensación de potencia continua y sin fin, con un tiempo de respuesta del turbo más rápido en comparación al 488 GTB pese al aumento de potencia específica.
El sonido del motor es único, inconfundible, decididamente deportivo y digno de una versión especial de Ferrari. Más intenso y de mayor calidad que el del 488 GTB, a todos los regímenes y todas las marchas, y en proporción al aumento de potencia.
La aerodinámica del 488 Pista exprime al máximo lo aprendido en los circuitos para obtener una eficiencia óptima también en carretera. Son varios los elementos derivados del mundo de la competición: el S-Duct frontal es fruto de la experiencia en la Fórmula 1, mientras que los difusores delanteros generan fuertes entradas de aire que determinan un aumento de la carga vertical total gracias a la rampa diseñada para el 488 GTE.
También se han mejorado los generadores de vórtices de la superficie, mientras que el difusor trasero presenta la misma doble salida que el 488 GTE, a fin de aumentar la capacidad de extracción y de generación de carga respecto a un difusor tradicional.
El alerón ha aumentado en altura y en extensión; una labor de optimización que ha implicado también el moldeado del propio alerón. El resultado final de estas intervenciones es un aumento del 20 % de carga en comparación con el 488 GTB.
El objetivo de la dinámica del vehículo es que el conductor, aunque no sea piloto profesional, disfrute más de la conducción y de su inmejorable rendimiento. Dicho objetivo se traduce en una mayor facilidad de aprovechamiento y gestión de prestaciones al límite de su capacidad. 
Un resultado fruto de la sinergia entre el desarrollo mecánico y electrónico del vehículo, encarnado en la sexta generación del Side Slip Control. El SSC 6.0 reúne, con un objetivo dinámico común, los sistemas de control E-Diff3, F1-Trac y SCM, a los que se suma, en su debut, el Ferrari Dynamic Enhancer. El nuevo sistema emplea, por primera vez en el mundo, un canal de control gestionado por software de Ferrari basado en la presión enviada a las pinzas de freno. El objetivo es optimizar las prestaciones del 488 Pista al entrar y salir de las curvas, haciendo la maniobra más sencilla, intuitiva y previsible. La confianza que el sistema transmite al conductor permite dominar al límite la dinámica, entrando así en perfecta simbiosis con el vehículo para obtener un rendimiento absoluto y un disfrute de conducción al máximo nivel. También son nuevos los neumáticos, que Michelin ha desarrollado específicamente para este coche.
El diseño del nuevo 488 Pista se basa en la claridad de los conceptos aerodinámicos y funcionales, mientras que el interior del habitáculo es de líneas esenciales y orientado al uso deportivo.
Los diseñadores del Ferrari Design Center han sabido aprovechar los elementos innovadores, como el canal aerodinámico del S-Duct de la parte delantera, para acortar ópticamente el morro del coche, creando un original efecto de voladizo.
La hendidura de la carrocería en la zona del conducto, parte integrante de su diseño, subraya aún más las formas limpias y rotundas de la berlinetta, mientras que los contrastes de los elementos aerodinámicos del parachoques y los laterales resaltan su estilo.
El mismo concepto de la parte delantera se reproduce en la trasera, suspendida en forma ligeramente trapezoidal, que añade sensación de ligereza y eficiencia, mientras que los volúmenes de la cola expresan al máximo toda la potencia del vehículo.
A esto contribuyen también muchos de los elementos de reducción de peso, como las nuevas llantas de 20 pulgadas de fibra de carbono (opcionales), por vez primera en un Ferrari. El capó, el parachoques y el alerón trasero también son de fibra de carbono.