Noticias:

miércoles, febrero 21, 2018

Opel añade el Crossland X a su gama de vehículos con Autogas GPL.

El estilizado y funcional Opel Crossland X puede ahora beneficiarse de la reducción de costes e impuestos que conlleva la utilización con Autogas GLP (Gas Licuado de Petróleo). En comparación con la gasolina, los usuarios de GLP ahorran una buena cantidad de dinero en el surtidor. La utilización de GLP supone un ahorro de hasta un 40% en coste del carburante.
El nuevo Crossland X está propulsado por un motor 1.2 litros de 81 CV/60 kW especialmente con tres cilindros que viene asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.
Con las válvulas y sus asientos reforzados, el motor está desarrollado para ofrecer la mayor fiabilidad. El crossover urbano con aspecto de SUV es también el primer coche de GLP con un innovador sistema de depósito electrónico multiválvulas que mejora la conducción con bajo nivel de gas en comparación a los modelos de GLP convencionales. El sistema electrónico multiválvulas posee un sensor óptico en el depósito de GLP, el cual mide de forma mucho más precisa la cantidad restante de combustible, mejorando de esta manera la conducción con bajos niveles de gas en comparación a los modelos de GLP convencionales.
El depósito de 36 litros de GLP está colocado en el hueco de la rueda de repuesto, de forma que la disponibilidad de espacio en el interior del habitáculo no se ve afectada. Un LED en el panel de instrumentos muestra cuando el Crossland X está funcionando en modo GLP; tan pronto como comienza a funcionar en modo gasolina, este LED se apaga. El conductor puede saber en todo momento el combustible de que dispone tanto en modo GLP como en gasolina.