Noticias:

jueves, febrero 22, 2018

Opel lanza el nuevo Insignia GSi, un deportivo con aspecto inofensivo.

Más emocional, más preciso, incluso más eficiente, el nuevo Opel Insignia GSi es una máquina deportiva para aquellos que buscan algo diferente.
Un coche para que el conductor disfrute al máximo en todo tipo de carreteras. El chasis, con su configuración dinámica y los neumáticos de altas prestaciones Michelin opcionales en llantas de 20 pulgadas, ofrecen un nivel de agarre especialmente elevado. El sistema de tracción integral con reparto vectorial de par es exclusivo de este segmento, y garantiza una experiencia de conducción gratificante, así como la máxima seguridad. La nueva transmisión automática de ocho velocidades se puede accionar a través de las levas de cambio en el volante - como en un coche de carreras - para una experiencia de conducción aún más activa.
Característica de la generación actual del Insignia es la combinación de diseño ligero, bajo centro de gravedad y potencia del motor de 2.0 litros turbo. El resultado es un equilibrio excelente y una extraordinaria relación peso / potencia. Estos valores internos merecen una imagen exterior especial. Con grandes elementos de diseño cromados en la parte delantera y un eficiente alerón trasero para la carga aerodinámica necesaria en el eje trasero, la imagen del Insignia GSi coincide perfectamente con su rendimiento. Los asientos deportivos de altas prestaciones Opel tapizados en piel, especialmente desarrollados para el GSi, el volante deportivo de cuero y los pedales de aluminio añaden los toques finales. También las familias pueden disfrutar de las sensaciones del Insignia GSi sin sacrificar el espacio y la funcionalidad presentes en su versión limusina deportiva y en la aún más espaciosa variante Sports Tourer. Los precios del Insignia GSi Grand Sport comienzan a partir de 45.500 €; y los precios de la variante Sports Tourer a partir de 46.700 € (precio de venta recomendado en España con impuestos incluidos).
La puesta a punto final del Insignia GSi se realizó en el legendario Nürburgring-Nordschleife. Los ingenieros de Opel han desarrollado un chasis completamente nuevo para el GSi en el famoso "Infierno Verde", como lo definió el triple Campeón del Mundo de Fórmula 1, Jackie Stewart. Los muelles más cortos bajan la carrocería del GSi 10 milímetros y los amortiguadores deportivos especiales reducen los movimientos de la carrocería al mínimo. Los poderosos frenos Brembo con pinzas de cuatro pistones (con 345 milímetros de diámetro) y la dirección más directa se han adaptado en consecuencia. El Insignia GSi está equipado de serie con el chasis electromecánico FlexRide, que adapta los amortiguadores y la dirección en fracciones de un segundo; la centralita también cambia la calibración del pedal del acelerador y los puntos de cambio de la caja automática de ocho velocidades. El conductor puede elegir entre los modos "Standard", "Tour" y "Sport". En función del modo elegido, la dirección y la respuesta del acelerador pueden ser más suaves o aún más directas. Exclusivo del GSi es el modo "Competición", que se activa a través del botón del ESP. Una doble pulsación permite a los pilotos más habilidosos desconectar el control de tracción para hacer una vuelta rápida al Nordschleife, por ejemplo.
El chasis deportivo, desarrollado en combinación con los neumáticos de alta adherencia Michelin Pilot Sport 4S y las grandes llantas de 20 pulgadas, ofrecen niveles de agarre "casi como una lapa". Una contribución importante al indómito dinamismo del Insignia GSi proviene de la interacción de los potentes motores turbolimentados y la tracción integral con reparto vectorial del par incorporado de serie.