Noticias:

miércoles, febrero 28, 2018

Peugeot espera seguir haciendo historia en el Campeonato del Mundo de Rallycross.

Una vez logrado el objetivo de dominar el Dakar y vencer el rally raid más duro del mundo en tres ocasiones consecutivas, Peugeot Sport asume un nuevo reto: ser la referencia en el Campeonato del Mundo FIA de Rallycross. La marca del león compite en este certamen a través del Team Peugeot - Hansen, con el Peugeot 208 WRX y una formación de pilotos liderada por Sébastien Loeb y los hermanos Kevin y Timmy Hansen.
Para Jean-Philippe Imparato, CEO de Peugeot, "la marca quiere asumir un nuevo desafío para ayudar a promover su propia transición energética y crear conexiones más sólidas con nuevos clientes y las nuevas generaciones. El E-WRX encaja perfectamente en esta estrategia. Nuestro embajador, Sébastien Loeb jugará un papel clave en esta nueva y emocionante aventura. Nuestro objetivo para la temporada 2018 es traernos el título a casa, por eso estamos fortaleciendo los compromisos de PEUGEOT Sport y estudiando la gestión deportiva supervisada por la familia Hansen desde 2014".

Rallycross, una disciplina con mucha historia… y más futuro

Aunque el Campeonato del Mundo FIA de Rallycross (WRX) nació como tal en 2014, esta disciplina es mucho más antigua. Sus inicios datan de la segunda mitad de los años sesenta, concretamente de 1967, cuando a Robert Reed, productor del programa de televisión británico "World of Sport", se le ocurrió la idea de organizar un show en el circuito de Lydden Hill, con el objetivo de enfrentar a diferentes pilotos de rallys.
El éxito fue tan grande que la nueva modalidad no tardó en extenderse por otros lugares, primero en el propio Reino Unido, donde se hizo un pequeño campeonato con tres citas en Lydden Hill y otras tres en el Circuito de Croft. Más tarde se unirían a estas dos pruebas Cadwell Park. La popularidad del campeonato superó las fronteras y en 1969 se disputó la primera carrera fuera de Gran Bretaña, en Elst (Holanda); luego llegarían Suecia, Australia... y la creación del Trofeo Europeo en 1973.
No fue hasta 1976 cuando la FIA dio su apoyo oficial al certamen, creando el Campeonato Europeo de Rallycross, que se sigue celebrando en la actualidad. En 2014 se decidió ir un paso más allá y, junto a la empresa promotora IMG Motorsport, se creó el Campeonato del Mundo FIA de Rallycross. Peugeot decidió participar en este certamen y se formó el Team Peugeot - Hansen, una escudería capitaneada por Kenneth Hansen, ex piloto sueco con catorce títulos europeos de rallycross en el bolsillo.

Una dinámica de competición diferente

El Campeonato del Mundo FIA de Rallycross visitará en 2018 un total de 12 localizaciones repartidas por todo el mundo. Arrancará en Barcelona (España) y visitará países como Portugal, Alemania, Bélgica, Gran Bretaña, Suecia, Canadá, Noruega, Letonia, Francia, Estados Unidos o Sudáfrica.
En los circuitos de rallycross la superficie se divide entre asfalto y tierra, lo que se convierte en todo un reto para los pilotos, ingenieros, mecánicos, neumáticos y coche, que han de lograr un compromiso óptimo entre ambas superficies para no penalizar ante el crono. Además, todos los participantes han de pasar en cada carrera, al menos una vez, por un tramo diferente dentro del circuito, el conocido como "joker lap", o comodín; un factor más de emoción y estrategia que añadir a la ya ferviente competición.
La dinámica de competición es muy diferente y se basa en las eliminatorias. La actividad en el circuito dura dos jornadas, en las que se disputan cuatro sesiones de clasificación, o "Heat Points", tras las que los doce mejores pasan a dos semifinales. Los seis mejores se clasifican para la final, en la que luchan mano a mano por la victoria.

La apuesta de Peugeot por el Rallycross

El Rallycross no es, ni mucho menos, una modalidad desconocida para Peugeot. La marca francesa ganó en el pasado cuatro títulos consecutivos de la División 2 del Campeonato Europeo de Rallycross, con el Peugeot 205 T16 E2 y los finlandeses Seppo Niittymäki (1987) y Matti Alamäki (1988, 1989 y 1990) al volante. En el 2000, el francés Eddy Bénézet, con un Peugeot 306 S16, logró un título más para la marca francesa, también en División 2.
Peugeot decidió volver en 2014 a esta disciplina por las posibilidades de crecimiento del recién fundado Campeonato del Mundo FIA de Rallycross y por la popularidad que había ganado la modalidad. Los éxitos de la nueva estructura no tardaron en llegar y, tras lograr su primera victoria en 2014, un año más tarde el Team Peugeot - Hansen se alzó con el campeonato por equipos, gracias a los triunfos de Timmy Hansen y Davy Jeanney. En 2016 se unió al equipo el nueve veces Campeón del Mundo de Rallys, Sébastien Loeb, quien junto a su compañero Hansen será uno de los pilotos a tener en cuenta en la lucha por el título mundial de 2018.
La prioridad de Peugeot Sport es triunfar en el Campeonato del Mundo FIA de Rallycross, pero también es demostrar al mundo que puede ser la referencia en cuanto a automóviles eléctricos. El certamen pasará a disputarse con coches eléctricos a partir del año 2020 y el constructor galo estará ahí con el sustituto del actual Peugeot 208.
El coche con el que participará Peugeot en el campeonato tendrá un motor de 4 cilindros y turbo, que desarrolla una potencia de 600 CV (800Nm) y que acelerará de 0-100 Km/h en 1.9 segundos (aproximadamente).