Noticias:

martes, febrero 20, 2018

Renault presenta su nueva arma para luchar por el mundial: El R.S.18

Hoy los fans del equipo Renault Sport de Fórmula 1 han podido descubrir el monoplaza que defenderá los colores de la escudería francesa esta temporada.
El Renault R.S.18 es el tercer chasis diseñado por el equipo galo desde que regreso como escudería oficial a la F1 en 2016.
Este nuevo monoplaza, según sus directivos, es una auténtica evolución de las soluciones que la escudería desarrolló la temporada pasada, y cuenta con una suspensión retocada y más apoyo aerodinámico. También está dotado con el "Halo", la nueva protección de cockpit obligatoria, y de un nuevo capó motor para cumplir con el reglamento técnico 2018.
El propulsor del Renault R.E.18 es un V6 turbocomprimido de 1,6 litros. Este grupo ha concluido a la perfección el programa en los bancos de pruebas de Viry-Châtillon para maximizar las prestaciones y mejorar la fiabilidad, ya que la reglamentación solo autoriza tres motores de combustión interna (ICE), dos MGU-K y dos baterías por temporada. El R.S.18 ha sido concebido conjuntamente por los equipos de Enstone (Reino Unido) y de Viry-Châtillon (Francia).
El año pasado se aportaron importantes mejoras al centro de Enstone, sobre todo en el supercalculador CFD, el sistema de soplado, la sala de operaciones del equipo de carrera, el taller de mecanizado y la dirección de estudios, que cuentan ahora todos ellos con un mayor espacio. Estas inversiones han dado sus primeros frutos. La formación francesa se clasificó sexta en el campeonato de constructores en 2017, después del noveno puesto que alcanzó en 2016.
"La temporada pasada ha sido, en muchos aspectos, una temporada de éxito", ha asegurado Cyril Abiteboul, director general de Renault Sport Racing. "Ha sido el segundo año de nuestra reconstrucción, y un paso más hacia nuestros objetivos a largo plazo. 2016 se dedicó a la contratación, a las inversiones, a la atracción de nuevos socios, nuevos talentos y empleados a la vez que se iba construyendo nuestra imagen. A lo largo de 2017, hubo avances en muchos ámbitos. Pasamos de la novena posición del campeonato a la sexta, sin olvidar que acabamos regularmente como la cuarta fuerza. Este año, tenemos motivos de sobra para ser positivos, con un dúo ambicioso y talentoso. El año pasado, Nico nos dio exactamente lo que necesitábamos: su experiencia, sus conocimientos y sus cualidades de líder en la pista y fuera de ella. Carlos llegó al final de la temporada y nos aportó frescura a la vez que consiguió valiosos puntos en el campeonato. Sin esto, no habríamos terminado en este puesto".
El Renault R.S.18 estará en manos de Nico Hülkenberg y Carlos Sainz. Los dos pilotos están impacientes por descubrirlo en las primeras pruebas que se celebrarán en Barcelona entre el 26 de febrero y el 1 de marzo.
"Cuando fui a Enstone, pude ver toda la efervescencia alrededor del R.S.18 y su desarrollo", comentó Nico Hülkenberg, de 30 años.
"De verdad que estoy entusiasmado. Si a esto le añadimos las noticias que están llegando del grupo propulsor de Viry, ¡lo tenemos todo para un futuro apasionante! Me siento optimista y confiado. Estamos en el camino correcto. Este año queremos recoger los frutos de nuestro esfuerzo del año pasado. En 2017, tenía que posicionarme, pero ahora estoy listo para salir. Tengo un buen presentimiento. Hemos trabajado mucho durante el invierno y el trabajo duro suele dar frutos. ¡Estoy impaciente por coger el volante!"
Después de unirse a la escudería al final de la temporada 2017, Carlos Sainz, de 23 años, está impaciente también por retomar la actividad. 
"Enfocamos este nuevo año trabajando cada día más duro que el anterior para mantenernos en esta dinámica positiva. Por descontado, el principal objetivo es dar un paso adelante como piloto y como equipo. Es difícil predecir lo grande que será ese paso, pero me siento confiado. Puse toda la carne en el asador este invierno y sé que todos han hecho lo mismo. Estoy convencido de que vamos a tener un año apasionante".