Noticias:

jueves, 1 de febrero de 2018

Volkswagen ficha a Romain Dumas para correr en Pikes Peak.

Volkswagen apostará por la experiencia en su retorno a Pikes Peak International Hill Climb. El 24 de junio de 2018, más de 30 años después de la última participación de Volkswagen en la carrera de montaña más famosa del mundo, el francés Romain Dumas estará al volante del primer coche de carreras eléctrico de la marca. Dumas, que ya ha ganado la llamada "carrera hacia las nubes" del estado norteamericano de Colorado en tres ocasiones, podrá aprovechar la experiencia adquirida con prototipos híbridos en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC): Dumas logró el título mundial en esta competición de alta tecnología como piloto oficial de Porsche.
"Pikes Peak International Hill Climb es un gran reto, porque cada conductor tiene un solo intento", explicó Romain Dumas. "Pero tengo mucha fe en Volkswagen Motorsport. El equipo está altamente motivado y ha demostrado en muchas ocasiones que es capaz de alcanzar el éxito inmediato en terreno desconocido". El objetivo común de Volkswagen y Dumas es batir un nuevo récord para los coches de carreras eléctricos. "Romain es uno de los pilotos más rápidos que han participado en la carrera de Pikes Peak. Además, tiene a sus espaldas miles de kilómetros de experiencia pilotando prototipos de carreras. Esto le convierte en el piloto perfecto para Volkswagen, ahora que la marca se estrena en competición con un coche completamente eléctrico", dijo el director de Volkswagen Motorsport, Sven Smeets.
Volkswagen participará en Pikes Peak International Hill Climb 2018 - también conocida como la "carrera hacia a las nubes" debido a que la línea de llegada está a 4.302 metros de altura - con un prototipo eléctrico completamente nuevo y desarrollado recientemente. En esta categoría, el reglamento otorga un alto grado de libertad técnica. "Esto nos permite demostrar la eficiencia de la futura tecnología de baterías y tren de transmisión de Volkswagen en un entorno competitivo. Otro de los desafíos reside en el hecho que la pista de carreras de Pikes Peak es una carretera normal y corriente, donde tanto las condiciones climáticas como el estado de la carretera tienden a cambiar con mayor frecuencia" dijo Smeets.
"Competir con un coche eléctrico en Pikes Peak supone una gran ventaja: la potencia se mantiene constante a lo largo de los 20 kilómetros de ruta. En comparación, los vehículos equipados con motores de combustión pierden potencia de forma significativa debido al aire enrarecido de las montañas. Tuve que enfrentarme con este fenómeno en mis anteriores participaciones. Estoy impaciente por conducir a plena potencia por primera vez desde la salida a 2.862 metros hasta la línea de llegada", dijo Dumas.
Originario de Alès, en el sur de Francia, el piloto de carreras de pura raza está familiarizado con la tecnología eléctrica en los coches de carreras: en los últimos años, ha competido en el Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA como integrante del equipo oficial de Porsche, al volante de un prototipo híbrido (gasolina/eléctrico). Además de lograr el título mundial en esta competición en 2016, Dumas ha ganado nada menos que ocho carreras de 24 horas, incluidas dos en el legendario clásico de Le Mans. El ambicioso y polivalente piloto también se ha labrado un nombre con actuaciones brillantes en el Rally Dakar y en el Campeonato Mundial de Rally.
Participar en Pikes Peak International Hill Climb 2018 es un paso importante para Volkswagen en su camino para convertirse en el principal fabricante de coches de serie con tecnología eléctrica. En 2025, la marca Volkswagen ofrecerá más de 20 modelos completamente eléctricos.