Noticias:

jueves, marzo 01, 2018

BMW Motorsport muestra su nueva arma para el DTM.

BMW Motorsport continua preparando minuciosamente en Munich el inicio de la temporada del DTM, que arrancará en el Circuito de Hockenheim (GER) el próximo 5 de mayo. Los ingenieros de la marca alemana pasaron las vacaciones de invierno trabajando concienzudamente en el nuevo BMW M4 DTM, siguiendo escrupulosamente la nueva reglamentación técnica para esta temporada.
Los cambios podrían resumirse con; "menos es más", ya que la carga aerodinámica en los coches se ha reducido en un tercio. Esta modificación hace que el trabajo de los pilotos sea mucho más importante y crucial ahora.
Algunas de las modificaciones son fáciles de ver a simple vista al observar con detenimiento el coche. Ahora los flaps del BMW M4 DTM se ha simplificado y los conductos laterales que había debajo de las puertas se han eliminado.
En el futuro, solo se usará un "aero flick" a cada lado del morro y serán más pequeños que los usados la temporada pasada. Los ingenieros han ajustado el fondo plano delantero para adaptarse. En la geometría trasera no se hicieron cambios, aunque se realizaron algunas modificaciones aerodinámicas. El resultado es un coche con mucha menos carga aerodinámica y menor resistencia que, dependiendo de la pista, permitirá a los pilotos alcanzar velocidades más altas.
Bajo el capó del BMW M4 DTM la suspensión no contará con un tercer elemento en el eje delantero, lo que significará que solo habrá cuatro amortiguadores, uno por rueda. Este detalle combinado con los nuevos ajustes aerodinámicos obligará a los pilotos a ser más meticulosos en su trabajo. Que no haya tanta carga aerodinámica significa que los pilotos tendrán que frenar antes y acelerar más tarde al salir de las curvas, por lo que tendrán que esforzarse más tiempo durante la carrera. 
Si bien no se permitieron modificaciones en el motor V8, los ingenieros de BMW Motorsport pudieron realizar algunas mejoras en la manera de pilotarlo. Además en colaboración con Premium Technology Partner Shell se hicieron algunos avances con el carburante.
"Estoy emocionado de llevar a la pista la versión de 2018 del BMW M4 DTM", aseguró el piloto de BMW en el DTM, Bruno Spengler. "Cuanta menos carga aerodinámica tenga un coche de carreras, más desafiante es pilotarlo al límite. Será emocionante para los ingenieros encontrar la configuración perfecta. El agarre del coche será más importante que nunca".