Noticias:

martes, marzo 06, 2018

BMW nos adelanta el futuro con el M8 Gran Coupé Concept.

El llamativo exterior del BMW M8 Gran Coupé Concept combina los valores esenciales de BMW M con elegancia y exclusividad para crear una forma innovadora y atractiva, y revela una faceta nueva y emocionante de la marca alemana. Con el nuevo modelo, el grupo anticipa el lanzamiento del BMW Serie 8 Gran Coupé y del BMW M8 Gran Coupé, que se presentarán durante 2019 y completarán la familia de la Serie 8.
El BMW M8 Gran Coupé Concept ilustra lo que significa la letra "M" en los coches del fabricante teutón que tienen un estilo único, es decir, "más", más de todo. Además de excelencia dinámica, el BMW M8 Gran Coupé Concept representa una nueva forma de exclusividad que ofrece máxima deportividad, extroversión y polarización.
"El BMW Serie 8 se convertirá en el nuevo buque insignia de la gama BMW y, como tal, combinará elegancia y deportividad incomparables", afirma Adrian van Hooydonk, Vicepresidente Sénior de Diseño de BMW Group. "El BMW M8 Gran Coupé Concept proporciona un anticipo de la variante más seductora y exótica del nuevo BMW Serie 8".
Con una figura cercana a la carretera y una gran amplitud, el atractivo frontal promete a primera vista una experiencia de elevadas prestaciones. Las poderosas superficies y los contornos precisos del capó anuncian el excepcional rendimiento que esconden.
El rostro del nuevo BMW Serie 8 queda claro en el nuevo diseño del frontal del prototipo. Los contornos de la parrilla del radiador se amplían a medida que descienden hacia la carretera y subrayan así el bajo centro de gravedad del vehículo. Como ocurría en los primeros coupés de BMW, los elementos de la parrilla están unidos por un marco ininterrumpido que crea un conjunto único de gran tamaño. 
Los faros están situados en una posición ligeramente más alta que la parrilla, lo que confiere a esta la impresión de posición más baja y subraya la cercanía del vehículo al asfalto. Por el contrario, el marco dorado añade un aire de exclusividad al frontal. En los faros, la familiar tecnología de iluminación del coche carreras de resistencia BMW M8 GTE ofrece una dinámica interpretación hexagonal del frontal de cuatro ojos característico del fabricante alemán.
También cuando se ve en la distancia, las proporciones irradian un carácter dinámico. Una gran distancia entre ejes, una capó alargado, la línea de techo fluida y la zaga corta generan una silueta de coupé deportiva y elegante. Las superficies emocionales alcanzan el punto culminante en las líneas de cintura del vehículo en torno a los pilares traseros. Aquí el techo fluye hacia la zaga con aletas esculpidas con elegancia. Más abajo, los voluminosos pasos de rueda crean una expresión visual de la potencia transferida a través del eje trasero. Las suaves transiciones entre las superficies transmiten cierta sensualidad, mientras el marcado estrechamiento de las líneas de cintura del vehículo, junto con una gran anchura de vía, aporta más definición y deportividad. 
La pintura Salève Vert ofrece un efecto que oscila entre el verde y el azul grisáceo según la luz, crea una composición de superficies de gran eficacia y armoniza con el diseño de la ventanilla en dorado, las branquias M, los frenos en dorado, las llantas y los tubos de escape dobles M para dar al vehículo un nuevo aspecto que atrae todas las miradas.