Noticias:

sábado, marzo 03, 2018

DTM - Una salida de pista arruina el programa de pruebas del equipo Mercedes.

Primero nieve, después lluvia. El equipo Mercedes - AMG Motorsport del DTM tuvo que lidiar con unas condiciones climáticas complicadas en las primeras jornadas de entrenamientos libres de la temporada que se celebraron en el Circuito de Vallelunga, en Italia. Al volante del Mercedes AMG C63 DTM se turnaron Gary Paffett, Lucas Auer y Pascal Wehrlein.
"Podemos considerarnos afortunados de haber tenido tan buen clima ayer", afirmó Gary, después de completar el viernes 119 vueltas al trazado italiano en seco. "Este año, hubo algunos cambios importantes en las partes aerodinámicas del coche, y también hay más partes estándar. Esto debería ayudar a equilibrar la balanza, aunque a veces es difícil de imaginarlo, en un campeonato tan apretado. El coche no se sintió increíblemente diferente. Tiene un poco menos de carga aerodinámica, pero sigue siendo un coche del DTM".
El campeón del DTM en 2005 estableció la mejor vuelta del día (1:26.751), marcando de rosa los tres sectores de la pista, y dando como resultado un mejor tiempo global de 1: 26.666.
Hoy sábado la lluvia complicó a Lucas Auer el programa que tenía previsto realizar, solo pudo dar 14 vueltas durante la mañana, hasta que una excursión imprevista por el exterior de la pista puso fin antes de tiempo al día.
"Fue genial estar en un coche del DTM otra vez", señaló Lucas. "Desafortunadamente fue por muy poco tiempo, porque cometí un error y estrellé el coche. Pido disculpas al equipo y especialmente a Pascal. Pero ahora estoy mirando hacia adelante y me siento entusiasmado con la próxima prueba".
El plan era que Pascal Wehrlein se pusiera a los mandos del gran turismo alemán por la tarde y participara por primera vez en unas jornadas de pruebas desde que se proclamó campeón hace dos años.
"A pesar de las condiciones climáticas habíamos tenido una sesión de pruebas útil hasta que Lucas se salió de la pista", confesó el Jefe de Mercedes - AMG Motorsport en el DTM, Ulrich Fritz. "Desafortunadamente ahora nos falta la mitad de un día de pruebas. Pascal tendrá que esperar hasta Hockenheim, pero así son las cosas: no se puede hacer una tortilla sin romper huevos".
El equipo germano regresará ahora a la fábrica en Affalterbach para evaluar los datos obtenidos en Vallelunga y continuar con los preparativos para el inicio de la temporada en Hockenheim.