Noticias:

domingo, marzo 18, 2018

Final de infarto entre Vergne y di Grassi en el ePrix Punta del Este.

Jean-Eric Vergne amplió su ventaja al frente del Campeonato de Fórmula E de la ABB FIA, tras adjudicarse la victoria por delante de Lucas di Grassi en el ePrix Punta del Este.
El francés se mantuvo firme pese a la continua presión que le marcó el actual campeón del certamen, Lucas di Grassi, durante toda la carrera.
Es la tercera victoria en un ePrix para Vergne y la su segunda que suma el galo esta temporada, lo que significa que el piloto del equipo TECHEETAH ahora lidera la clasificación general por delante de su rival más cercano, Felix Rosenqvist, con 30 puntos de diferencia.
Nada más ponerse el semáforo en verde Vergne se lanzó como un jabato, pero di Grassi no le perdió de vista en ningún instante, consciente de que debía alcanzar su primera victoria de la temporada en tierras uruguayas si quería defender el título cosechado la temporada pasada.
A mitad de carrera la emoción se traslado de la pista a boxes, y el momento en el que los pilotos tienen que cambiar obligatoriamente de monoplaza. Vergne y di Grassi hicieron su parada simultáneamente, regresando pocos segundos después al pit lane en el mismo orden de llegada, con lo que la emoción nuevamente se traslado a la pista.
Peor fortuna corrieron los pilotos del equipo DS Virgin Racing, Alex Lynn y Sam Bird, tras ser los protagonistas de un accidente poco habitual en el carril de boxes que no tuvo mayores consecuencias.
Di Grassi retomó con ganas la persecución férrea que le estaba haciendo a Vergne y en la chicane de la curva 18 el brasileño se lanzó con todo a por la primera posición, aunque el correoso francés se defendió con uñas y dientes, obligando al carioca a rectificar la trazada sino quería terminar contra las barreras.
Pese al toque de atención di Grassi continuó acechando a Vergne, que tuvo que emplearse a fondo hasta que el comisario ondeó la bandera a cuadros y dio por finalizada la contienda.
Por detrás Sam Bird, honrando a su apellido, esperaba como un ave rapaz obtener algún provecho de la batalla que tenía por delante, aunque al final sus esperanzas no se materializaron. Este fue el primer podio que alcanzó Bird desde el ePrix de Marrakech en enero.
El impresionante trabajo que realizó Mitch Evans durante toda la carrera obtuvo su recompensa al terminar el neozelandés en cuarta posición, tras haber arrancado desde la decimosexta.
En quinto lugar cruzó la linea de meta Rosenqvist, mitigando de esta manera los daños que le causo la victoria este fin de semana de Vergne.
Hasta esta carrera el equipo Mahindra Racing había demostrado ser uno de las escuderías más competitivas del campeonato, desgraciadamente este fin de semana la situación cambió y a los problemas de Rosenqvist durante la carrera se sumó el abandono de Nick Heidfeld en la primera vuelta por un problema técnico en su monoplaza, obligando a los comisarios a sacar el Safety Car de Qualcomm
Tras este emocionante fin de semana en Punta del Este todos los equipos tienen puesta su atención en la séptima cita del campeonato que se disputará el 14 de abril en Roma.

Declaraciones

Jean-Eric Vergne, TECHEETAH, dijo: "Obviamente estoy muy feliz. No me estoy centrando en el campeonato, sino en cada carrera. Obviamente ganar con estas condiciones es para mí uno de los mejores estímulos. Competir contra Lucas, que es el actual poseedor del título, fue realmente difícil. Ffe una de las carreras que más me gustó en cuanto a mi forma de pilotar. Carreras como las de hoy demuestran que el trabajo duro vale la pena. Somos el único equipo privado y para que podamos vencer a los otros muchachos tenemos que trabajar el doble de duro que ellos".
Lucas di Grassi, Audi Sport ABT Schaeffler, comentó: "Antes que nada felicitaciones a Jean-Eric. Fue una carrera realmente difícil para mí, y para ser sincero, JEV no cometió muchos errores. Estoy muy satisfecho con el coche que tengo, pero hoy podríamos haber conseguido 20 puntos y solo tenemos 18. Sabemos que en la Fórmula E cuando tienes la oportunidad tienes que cogerlo. JEV se defendió muy bien, así que tuve muy poco margen para atacar, creo que cometió un pequeño error a la entrada del último sector. Terminamos tocando un poco. Intenté hacerlo lo mejor posible, el coche fue súper competitivo, esa no será la última vez que el equipo peleará por victorias". 
Sam Bird, DS Virgin Racing, indicó: "Fuimos un poco afortunados con los problemas que tuvieron Buemi y Daniel. Pare ser justos el ritmo fue bueno hoy. Me quedé al final sin vueltas, pero fue una carrera muy fuerte, fue bueno alcanzar otro podio, lo necesitábamos desde donde comenzamos. Mitigamos los daños en el campeonato, JEV hizo un trabajo increíble, y es genial ver a Lucas de nuevo también en el podio".