Noticias:

lunes, 19 de marzo de 2018

Iván Ares arranca la temporada con un triunfo en Lalín.

Triunfo de Iván Ares y José Pintor en el Rally do Cocido, la primera prueba puntuable del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto 2018, que se ha disputado en la localidad gallega de Lalín. Los vigentes campeones nacionales se han anotado una importante victoria que les permite comenzar la temporada colocándose en cabeza del Nacional, tras sumar el máximo de puntos ante su afición con su Hyundai i20 R5.
La nueva cita en el Campeonato de España, el Rally do Cocido, ha sido muy complicada. A sus ya de por sí difíciles tramos se ha sumado una climatología cambiante que ha sido un duro escollo para los participantes. Aunque Ares y Pintor han hecho pleno ante sus paisanos gallegos, ganando el tramo de calificación, el TC Plus y adjudicándose el triunfo en la prueba, han contado con una fuerte oposición. Iago Caamaño y Miguel Fuster han estado presionando desde los primeros compases hasta el final.
Ares volvía a triunfar en el escenario en el que lograba su primer triunfo absoluto en 2011, cuando el Rally do Cocido era puntuable para el regional gallego. "Es la mejor manera de comenzar la temporada, con una victoria, pero se ha visto que vamos a tener una competencia muy fuerte este año. Ya esperaba que Iago Caamaño me pusiera las cosas difíciles, porque ya lo hizo en A Coruña hace unas semanas y conoce bien el Rally do Cocido. Me ha sorprendido algo más Miguel Fuster, que era la primera vez que corría aquí, pero de un cinco veces campeón de España se puede esperar cualquier cosa. El rally ha estado muy complicado, y en el segundo tramo tuvimos un buen susto al salirnos a un prado y perder veinte segundos. Después hemos ido probando cosas, unas que iban bien, y otras no, pero lo importante es que hemos podido empezar el año con un triunfo, y ya somos líderes del Campeonato de España", explicaba el piloto de Hyundai España.
La otra cara de la moneda era Surhayen Pernía, que no podía tomar la salida por un accidente sufrido en el shakedown. "En la primera pasada llegamos a una zona sucia y en la frenada el coche se puso de lado. Nos quedamos sin metros y nos salimos de frente. Me hice daño en la zona de las lumbares que ya tenía dañada de Ferrol el pasado año, aunque es no nos impidió tomar la salida. Se rompió el soporte del cambio, que daño al primario. Aunque estuvimos intentando todo hasta última hora para salir, al estar precintado no fue posible. ¡Menos mal que este año se pueden descartar tres resultados! Ahora hay que mirar a Córdoba, donde iremos a tope de ganas para dar el máximo y sacarnos la espina de lo sucedido aquí", aseguraba el cántabro.
La próxima prueba puntuable será el Rally Sierra Morena, que se disputará en Córdoba a mediados de abril. Una cita en la que Pernía se llevó el triunfo absoluto en 2013, y en la que los dos pilotos de Hyundai acabaron en el podio el pasado año.