Noticias:

miércoles, marzo 28, 2018

Mercedes AMG lanza los nuevos modelos del C 63.

Potentes motores V8, un dinamismo de conducción fabuloso y un equipamiento específico inspirado en el mundo del automovilismo, han impulsado los modelos tope de gama de la Clase C de Mercedes-AMG a la cabeza de las listas de ventas. 
El C 63 encarna a la perfección la esencia de la marca de vehículos deportivos y de altas prestaciones. Este modelo ofrece ahora un dinamismo aún más acusado y un equipamiento interior más moderno con posibilidades ampliadas de personalización en las cuatro versiones de la carrocería: berlina, estate, coupé y cabrio. El cambio AMG SPEEDSHIFT MCT 9G con embrague húmedo para el arranque permite reacciones aún más. El motor V8 biturbo de 4,0 litros está disponible para las cuatro carrocerías en dos niveles de potencia: 350 kW (476 CV) para el C 63 y 375 kW (510 CV) para el C 63 S. La aceleración del C 63 S Berlina y Coupé no finaliza hasta alcanzar la cota de 290 km/h. Para fomentar el disfrute al volante se han definido nuevos programas de conducción que otorgan un carácter único a su motor de ocho cilindros. El sugestivo diseño es otro de los atributos del C 63. La calandra del radiador específica de AMG subraya la identidad de la marca y acentúa su potente presencia. El habitáculo se beneficia del puesto de conducción totalmente digital (equipo opcional) con indicadores específicos AMG y de la nueva generación de volantes AMG.
"La Clase C AMG es nuestra serie más vendida. Por lo tanto, constituye una base decisiva para el éxito de la empresa en los últimos años. Por ese motivo, hemos ampliado continuamente la oferta de vehículos de altas prestaciones de la Clase C. En la actualidad, nuestros clientes pueden elegir entre doce modelos en la familia de la Clase C. En el marco de la nueva reestilización hemos revalorizado de nuevo considerablemente todas las versiones de esta serie", explica Tobias Moers, Presidente del Comité de Dirección de Mercedes-AMG GmbH. "Esto afecta a los modelos 43, pero de modo muy especial también al AMG C 63. El dinamismo de conducción mejorado y el expresivo diseño subrayan el carácter potente y musculoso de este icono del automovilismo con tracción trasera."
El impresionante dinamismo se basa, entre otros, en el tren de rodaje mecánico AMG RIDE CONTROL con propiedades optimizadas y amortiguación adaptativa regulable, en el diferencial autoblocante con regulación electrónica en el eje trasero que forma parte del equipamiento de serie de todas las variantes del C 63 y en los apoyos dinámicos del motor que incorpora el C 63 S.