Noticias:

martes, 3 de abril de 2018

El mundial de Fórmula 2 arranca este fin de semana en Baréin.

La primera cita puntuable del Campeonato del Mundo de Fórmula 2, que se celebrará este fin de semana en Baréin, tendrá por primera vez sobre la pista al nuevo monoplaza, un coche que cuenta con un nuevo motor turboalimentado, el sistema de protección halo y un diseño aerodinámico con mayor carga.
Un año más Pirelli suministrará en exclusiva, y ya van ocho, los neumáticos para el Campeonato del Mundo de Fórmula 2.
La pista bahreiní tiene tres largas rectas y algunas curvas relativamente lentas. La tracción y los frenos son, por lo tanto, fundamentales, generando un sobrecarga de trabajo a los neumáticos traseros.
Las altas temperaturas significan que la degradación puede ser un factor importante, especialmente porque las carreras de Fórmula 2 tendrán lugar durante el día, a diferencia de la Fórmula 1.
Todos los equipos participaron en tres días de pruebas de pretemporada en el circuito el mes pasado, por lo que el fin de semana podría demostrar quién hizo el mejor uso de esas jornadas de entrenamientos.
No obstante los neumáticos de este año son similares a los usados ​​la temporada pasada y la construcción es casi la misma, aunque con algunas pequeñas diferencias. La gama de compuestos también son muy similares a los utilizados en 2017, pero no idénticos.
En Bahrein, estarán disponibles los neumáticos blandos P Zero White y P Zero Yellow, como ocurrió el año pasado. Cada piloto tendrá cinco juegos de neumáticos para usar durante el fin de semana: tres de medios y dos de blandos. También tendrán a su disposición tres juegos de neumáticos para lluvia. Durante la primera carrera, donde hay una parada obligatoria en boxes, se deben usar ambos compuestos, a menos que se tenga que cambiar al compuesto de lluvia. Las paradas en boxes son opcionales en la segunda carrera.

¿Qué pasó el año pasado?

La carrera que se disputó el año pasado en Baréin se decidió claramente a la hora de decidir la estrategia con los neumáticos. Prueba de ellos es la victoria que alcanzó Charles Leclerc en la segunda carrera después de realizar una parada en boxes contra todo pronóstico a mitad de carrera.
Desde la sexta posición de la parrilla Leclerc se lanzó como un jabato hacía las primeras posiciones con neumáticos medios, acumulando después de algunas vueltas una gran ventaja antes de realizar su parada en boxes para montar el neumático blando. El francés regresó a la pista en decimocuarto lugar, pero pudo aprovechar el ritmo de sus compuestos 'frescos' en las últimas nueve vueltas para ir ganando posiciones.
Artem Markelov también había utilizado la misma estrategia para ganar la primera carrera, haciendo que sus neumáticos medios durasen dos vueltas más que los de Leclerc y Norman Nato antes de entrar en boxes.

Mario Isola, director de carreras de Pirelli

"No se han producido grandes cambios en los neumáticos de Fórmula 2 desde el año pasado, pero modificamos ligeramente su construcción teniendo en cuenta el nuevo motor turbo, que genera más torque, así como la mayor carga aerodinámica frontal del último chasis F2. Bahrein es un circuito que se basa en la tracción, por lo que los pilotos tendrán que gestionar especialmente sus neumáticos traseros. La estrategia como siempre será muy importante: los pilotos de Fórmula 2 no tienen que comenzar la carrera con los neumáticos que califican, lo que abre la posibilidad de tácticas diferentes. Charles Leclerc usó una novedosa estrategia en la carrera del año pasado haciendo una parada en boxes. Si bien parece una opción poco probable nuevamente, el automovilismo es un proceso de aprendizaje constante para todos, por lo que estoy seguro de que todos los equipos habrán prestado mucha atención para ver si pueden aprender algo de él este año".