Noticias:

lunes, abril 16, 2018

ELMS · Emocionante final en las 4 Horas de Le Castellet.

La primera carrera de la temporada de resistencia para Dunlop, las 4 Horas de Le Castellet, comenzó con un doblete en la clase principal LMP2, con los coches separados por menos de cinco segundos antes de ver la bandera a cuadros.
El triunfo lleva la cuenta de Dunlop a 18 victorias consecutivas. La diferencia entre los dos primeros en la clase GTE, completamente calzada con Dunlop, en las Series Le Mans Europeas (ELMS) fue aún menor, con una apasionante batalla en la última vuelta que vio a JMW Motorsport tomar el liderato en los últimos segundos.
En la clase LMP2, el Oreca de Nato/Pla/Petit de Racing Engineering tomó el liderato por primera vez en la vuelta 42 de 129. El resto de la carrera estuvo liderada en gran parte por el trío francés que competía en casa, con su mayor rival por el liderato siendo Signatech Alpine Matmut.
El Alpine quedó retrasado en las últimas etapas de la carrera con TDS Racing tomando la segunda posición. Los 14 coches de Dunlop usaron opciones de neumáticos blandos y medios durante la carrera, y los pilotos tuvieron comentarios positivos sobre la manejabilidad y, particularmente, sobre la consistencia durante los relevos; Norman Nato estableció la vuelta más rápida de la carrera en la vuelta 18 de 23.
En la clase LMGTE, los cuatro Ferrari y los cuatro Porsche tuvieron una carrera fuerte. El JMW Ferrari número 66 lideró durante un puñado de vueltas, mientras que el coche número 88 de Proton Competition estuvo al frente durante la gran mayoría. En la última vuelta el piloto español Miguel Molina persistió en el Ferrari y finalmente logró pasar al Porsche en los momentos finales de la carrera para alzarse con la victoria con un margen de sólo 0,8 segundos.

Mike McGregor, Director de Pruebas y Apoyo en Pista de Dunlop

"Fue una carrera increíble con ambos podios decididos en las últimas etapas de la carrera. Los neumáticos fueron súper consistentes, lo que es alentador para la temporada que tenemos por delante, al igual que los dos chasis diferentes en GTE diferentes luchando por la victoria y estando tan cerca. Es bueno que los neumáticos funcionaran bien, satisfaciendo a ambos fabricantes. En ambas clases, los dos compuestos disponibles funcionaron durante toda la carrera, lo cual también es un buen presagio. Ha sido un gran evento en un gran lugar con muchos espectadores. En conjunto, un gran comienzo para las ELMS 2018. Esperamos ansiosos los desafíos que tenemos por delante después de un comienzo emocionante en Paul Ricard."
La próxima cita de las Series Le Mans Europeas serán las 4 Horas de Monza que se disputarán en la pista italiana el 13 de mayo.