Noticias:

domingo, abril 08, 2018

Sebastian Vettel completa un fin de semana perfecto en Baréin.

Ferrari y Sebastian Vettel pusieron la guinda que le faltaba al pastel este fin de semana después de proclamarse vencedores del Gran Premio de Baréin, tras una intensa batalla en las vueltas finales con el Mercedes AMG de Valtteri Bottas, que fue segundo.
Pese al excelente resultado que cosechó el tetracampeón del mundo la escudería italiana no pudo terminar la carrera en alto del podio con sus dos pilotos por un fallo garrafal que cometió el piloto finlandés Kimi Räikkönen al realizar su para en boxes y llevarse por delante a uno de sus mecánicos cuando todavía no le habían dado la orden para emprender la marcha. Ese incidente terminó con el abandono Räikkönen y con la pierna fracturada del mecánico, lo que aupó al Mercedes AMG de Lewis Hamilton hasta la tercera posición del podio.
Impresionante actuación de Pierre Gasly durante todo el fin de semana a los mandos de su Toro Rosso, con, no olvidemos, motor Honda y terminando el francés en cuarta plaza tras completar una carrera impecable.
Mientras que es para enmarcar el trabajo de Gasly, en Red Bull deberán olvidar definitivamente el fin de semana que han hecho en Baréin, con sus dos coches eliminados. En el caso de Daniel Ricciardo por un problema eléctrico en su volante, mientras que Max Verstappen abandono tras pinchar una de sus ruedas traseras en un dura pugna con Hamilton.
Para Fernando Alonso sin duda Nico Hülkenberg fue durante toda la carrera un duro hueso de roer. El alemán no dejo ni la más mínima opción al español en su afán de ganar posiciones y el bicampeón del mundo tuvo que conformarse con terminar en séptima posición la carrera, justo por detrás de Hülkenberg.
Casi a la par del asturiano cruzo la línea de meta su compañero de equipo, Stoffel Vandoorne, con Marcus Ericsson y Esteban Ocon completando las diez primeras posiciones. Carlos Sainz se quedó fuera de los puntos tras ver la bandera a cuadros en undécimo lugar.