Noticias:

sábado, abril 07, 2018

Sébastien Ogier lidera la clasificación con una cómoda ventaja.

Sébastien Ogier tiene una cómoda renta al frente del Corsica Linea - Tour de Corse tras la disputa del bucle matinal. Volvió al parque de asistencia de Bastia después de un bucle de tres especiales con una ventaja de 41.6 segundos sobre Thierry Neuville y prometió que habría más ritmo si lo necesitase. Ogier fue tercero en la nueva especial de Désert des Agriates y segundo en la Novella con su Ford Fiesta.
"Traté de confirmar las notas en la primera. Todo era nuevo y nunca es súper fácil ir a toda máquina. No estoy corriendo el 100% hoy. Estoy pilotando para estar limpio y sin problemas, especialmente en las secciones sucias. No voy a correr todos los riesgos", explicó.
Después de haber visto su ventaja sobre Kris Meeke casi aniquilada en la prueba de apertura, Neuville se liberó de nuevo y encabezó al británico por 5.2 segundos con su Hyundai i20.
"No hay mucho más que pueda hacer, me estaba moviendo por todas partes y luchando mucho con el manejo en el primer tramo. Este coche no está hecho para condiciones como esas, pero puedo estar contento con mi tiempo en el último tramo", dijo el belga.
Meeke escapó después de cortar una acera en Désert des Agriates, pero el piloto de Citroën estaba preocupado por su "terrible" ritmo en ambas especiales. Lanzó una mirada de ansiedad por encima del hombro a Ott Tänak, que se estaba acercando rápidamente.
El estonio ganó Novella después de terminar segundo en la especial anterior para recortar el déficit a 2.1 segundos. "Los cambios que le hicimos al coche ayer fueron buenos. Cometimos algunos errores en la larga especial de apertura, esta tarde iremos sin errores", comentó.
Su compañero de equipo en Toyota, Esapekka Lappi, permaneció quinto, su ritmo lo liberó del duelo entre Dani Sordo y Elfyn Evans. El español adelantó a Evans, quien admitió dudar en varios lugares.
Un bloqueo de los frenos traseros obstaculizó a Jari-Matti Latvala en el TC6, pero después de cambiar el equilibrio se sintió más seguro con su Yaris. Es octavo, con Andreas Mikkelsen y Bryan Bouffier completando la clasificación.
Sébastien Loeb ganó Désert des Agriates, su segunda victoria de la mañana con su Citroën C3.