Noticias:

lunes, mayo 14, 2018

El GP Histórico de Mónaco contó con varios modelos de Maserati.

180 coches de carreras históricos se reunieron en el Principado de Mónaco durante el fin de semana pasado para dar vida al Gran Premio Histórico de Mónaco.
Entre ellos se encontraban 19 modelos Maserati, que iban desde el 250F, ganador de la Fórmula 1 en 1957, hasta el icónico 300S, y dos modelos muy poco comunes, el Maserati 6CM y el A6 GCS. Todos participaron en la edición de 2018 de esta histórica carrera que lleva once años celebrándose.
Para esta edición de este prestigioso evento fueron invitados a competir los pilotos propietarios de vehículos construidos antes de la Segunda Guerra Mundial en las carreras de la Serie-A, que se convirtió en la cita ineludible para esta categoría de coches de Grandes Premios, que pasaron a llamarse "Fórmula 1" en cuanto terminó la Guerra. Dos Maserati integraron esta categoría, y el 6CM conducido por Anthony Sinopoli logró un merecido tercer lugar. Actualmente solo existen 13 Maserati 6CM de los 27 modelos producidos: cuentan con un avanzado (por la época) sistema de suspensión delantera que permite que los muelles se adapten a los diferentes circuitos.
La carrera de la Serie-B contó con la participación de Julia De Baldanza, una de las dos únicas pilotos femeninas de la competición, pilotando su amado Maserati A6GCM de 1952, acompañada de otros cuatro Maserati 250F. El español Guillermo Fierro fue el mejor maseratista de su categoría consiguiendo un 5º puesto, tras una emocionante carrera a bordo de su 250F.
De los 34 coches inscritos en la carrera de la Serie-C, 12 eran Maserati: cinco 300S, seis A6GCS y un 200SI. Además, un Lister de 1956 con un motor Maserati, pilotado por Ben Short, logró subir al podio ocupando el segundo puesto.
Pero la presencia de Maserati no se limitó al circuito. De hecho, la marca del tridente ha renovado recientemente su acuerdo de asociación como el automóvil oficial del Yacht Club de Mónaco y estuvo presente en la hermosa terraza del edificio, diseñado por Foster + Partners para ser la simbólica pieza central de la remodelada fachada principal del puerto de Mónaco. Los invitados y clientes de Maserati pudieron disfrutar de la emoción y el entusiasmo del Gran Premio Histórico de Mónaco y de una impresionante exposición, en la que se exhibían un 3500 GT Vignale Spyder y el icónico Maserati 250F.