Noticias:

jueves, mayo 03, 2018

El nuevo Brabham BT62 presenta sus credenciales ante los medios.

Después de 70 años de éxitos en los circuitos, David Brabham anunció ayer el regreso de la mítica marca británica en un evento celebrado en el centro de Londres, con el lanzamiento mundial de la primera creación de Brabham Automotive, el impresionante BT62.
El Brabham BT62 retomará la histórica nomenclatura creada por Jack Brabham y Ron Tauranac en la década de 1960 y honrará, de esta manera, el legado forjado por los monoplazas más memorables de la marca.
Ahondando en las cifras, el nuevo Brabham es un autentico pura sangre capaz de dejar en ridículo a muchos de los súper deportivos más potentes de la actualidad. El BT62 cuenta con una relación peso - potencia de 730 PS por tonelada, un peso en vacío de tan solo 972 Kg, y estará impulsado por un motor V8 de 5,4 litros de aspiración natural de BrabhamEl conjunto esta fabricado con fibra de carbono y convina un su agresivo paquete aerodinámico para lograr el equilibrio perfecto entre sus cualidades técnicas y dinámicas.
La presentación se celebro haciendo alarde de las raíces anglo-australianas que fomentaron la creación de la compañía. Por ello el lanzamiento, que tuvo lugar en el Australia House de Londres, sede de la Alta Comisión Australiana en la capital británica, estuvo rodeado por una gran cantidad de coches históricos y de recuerdos de los éxitos cosechados por Brabham.
Durante la presentación el Director Gerente, David Brabham, comentó: "Con gran orgullo continúo con el legado de mi padre al revelar el próximo capítulo en la historia de Brabham. El equipo que hemos establecido y la visión que compartimos proporcionaran una plataforma sólida para que Brabham Automotive pueda ejecutar su estrategia comercial a largo plazo. Nuestro primer paso para cumplir con esa estrategia es el Brabham BT62, un automóvil realmente digno de llevar el icónico nombre de Brabham".
Quienes tengan la suerte de poseer un Brabham BT62 se unirán al programa de desarrollo para pilotos de Brabham.
Con un precio base de 1 millón de libras, más impuestos locales y sin configuraciones opcionales de las opciones, la producción del BT62 se limitará a solo setenta coches coincidiendo en número con los años que han transcurrido desde que se fundo la marca. Los primeros treinta y cinco celebrarán las treinta y cinco primeras victorias en Grandes Premios alcanzadas por la escudería anglosajona durante sus gloriosos treinta años en la  Fórmula 1.
El primero de la serie lleva los colores verde y dorado para celebrar la histórica victoria que alcanzó Jack Brabham el BT19 en el Gran Premio de Francia de Fórmula 1 de 1966 en Reims. Convirtiéndose en el primer y hasta la fecha único piloto que ha ganado un Campeonato del Mundo en la categoría reina de automovilismo con un monoplaza construido por el mismo. Las primeras entregas del Brabham BT62 se esperan para finales de este año.
El objetivo final de la compañía con este lanzamiento es volver a ver el emblemático nombre de Brabham competiendo en circuitos de todo el mundo, centrando toda su atención en las 24 Horas de Le Mans.